35 semanas de embarazo

35 semanas de embarazo
©Getty Images/Sciepro

A partir de las 35 semanas de embarazo tu pequeño tiene una labor muy importante: acumular grasa para mantener su temperatura corporal después del nacimiento. Por tu parte, este es el momento de cumplir dos requisitos importantes para proteger la salud de tu pequeño: vacunarte contra la tos ferina y hacerte la prueba del estreptococo B.

  • Tu bebé mide: 20,5 pulgadas (casi 52 centímetros)
  • Peso: 5,5 libras (2.494 gramos)

    Desarrollo de tu bebé

    Al llegar a las 35 semanas de embarazo tu bebé puede aumentar de peso al ritmo de 0,5 libras (226 gramos) por semana. La mayoría de esa ganancia es grasa que se acumula bajo su piel, en sus extremidades y hombros, y le ayudará a mantener su temperatura corporal en el mundo exterior. En este momento el 15% de su peso es grasa, y esa cifra aumentará a 30% al nacer. Otra parte importante del peso que aumenta tu pequeño va hacia su cerebro, que duplicará su tamaño de aquí al momento de su nacimiento (te puede interesar: ¿Cómo se distribuye el peso en el embarazo?).

    A estas alturas ya los pulmones de tu bebé se consideran “suficientemente maduros”. Es decir, de nacer en este momento, la mayoría de bebés tienen la capacidad de valerse por su cuenta y no requieren tratamiento para madurar los pulmones (en tanto no hayan complicaciones adicionales). Algunos bebés pueden tener dificultades respiratorias leves.

    Otros hitos en el desarrollo de tu bebé:

    • Tu bebé tiene la capacidad de abrir y cerrar sus ojos, y de percibir la diferencia entre luz y oscuridad. Esas habilidades las emplea ahora para establecer sus ciclos de sueño.
    • Al disminuir el espacio en tu útero, puedes notar menos movimientos fetales, pero los que sientes son mucho más fuertes (te puede interesar:  ¿Cómo contar movimientos fetales (y por qué)?).
    • Sus riñones e hígado ya tienen la capacidad de procesar desechos y tu pequeño empieza a acumular meconio, que es su primera deposición.

    Tu cuerpo

    Este mes tu cita de control incluye una prueba adicional: el estreptococo del grupo B, una bacteria que habita en la vagina de 25% de las mujeres embarazadas, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Aunque el estreptococo B es inofensivo para la madre, la bacteria puede infectar al bebé durante el parto y afectar sus pulmones, cerebro, columna vertebral o sangre, e inclusive causarle la muerte. 

    La prueba para detectar el estreptococo del grupo B se realiza en la oficina de tu médico. Se trata de un proceso rápido en el que se recolecta una muestra de tu vagina y recto con un aplicador de algodón para análisis en un laboratorio. De resultar positiva, recibirás tratamiento antibiótico durante el trabajo de parto para prevenir el contagio al bebé. El tratamiento no se puede aplicar antes de eso, pues la bacteria podría reaparecer.

    Otra medida que debes tomar para procurar la salud de tu recién nacido es vacunarte contra la tos ferina, una enfermedad muy contagiosa que puede ser mortal para tu pequeño. Debes aplicarte la vacuna Tdap (contra el tétano, difteria y tos ferina) durante el tercer trimestre de cada embarazo, según la recomendación de los CDC y el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos.

    Entre las semanas 27 y 36 de embarazo es el momento ideal, para que tu sistema tenga la capacidad de procesar el medicamento, crear anticuerpos y transferirlos al bebé por medio de la placenta.

    Otros síntomas, molestias y cuidados al alcanzar las 35 semanas de embarazo.

    • Las hormonas del embarazo y retención de líquidos pueden causar cambios en tu visión y la forma de tus ojos. Trata de utilizar anteojos en lugar de lentes de contacto para contrarrestar la incomodidad y no te preocupes: tu visión vuelve a la normalidad después del parto.
    • El fondo de tu útero puede alcanzar ya tus costillas y causar incomodidad y dificultad para respirar.
    • A partir de ahora, tu bebé puede “encajarse”, es decir, descender hacia el canal del parto y encajar su cabeza en tu pelvis.
    • Incontinencia urinaria debido a la presión del útero sobre tu vejiga.
    • Indigestión y acidez (te puede interesar 10 formas para aliviar la acidez en el embarazo).
    • Dolores y molestias en tus manos, que pueden ser causadas por el síndrome del túnel carpiano en el embarazo.
    • Estreñimiento y hemorroides.
    • Contracciones de Braxton Hicks.

    Fuentes:
    About.com. Pregnancy Week 35 – Pregnancy Calendar – Pregnancy Week by Week – Second Trimester. Accedida 12 de julio del 2015.
    American Congress of Obstetricians and Gynecologists. Cómo crece su bebé durante el embarazo. Accedido 12 de julio del 2015.
    American Congress of Obstetricians and Gynecologists. El estreptococo del Grupo B en el embarazo. Accedido 12 de julio del 2015.
    American Pregnancy Association. Pregnancy Week 35. Accedida 12 de julio del 2015.
    Kidshealth.org. Calendario semanal del embarazo: semana 28. Accedida 12 de julio del 2015.

    Semanas siguientes

    Semanas previas