3 manualidades con crayolas derretidas.

01
de 04

Manualidades con crayolas derretidas.

Manualidades con crayolas derretidas
Manualidades con crayolas derretidas. PV

Seguro que tienes en casa un cajón o una bolsa con varios trozos de crayolas o crayones que podemos derretir para hacer divertidas manualidades. las crayolas son súper divertidas y las podemos usar para muchos proyecctos por lo que siempre es recomendable tener un juego en nuestra caja de manualidades.

Para todas estas manualidades se necesita calor por lo que es necesaria la supervisión de un adulto si los pequeños quieren realizarlos.

02
de 04

Florero decorado.

manualidades con crayolas derretidas
manualidades con crayolas derretidas. PV

Toma una botella de agua pequeña con una forma original. Llénala de agua para que el calor de la secadora y de las crayolas derretidas no deforme el plástico. Poco a poco ve colocando arriba de la botella los diferentes colores que deseas que la cubran. Por ejemplo, coloca la crayola amarilla y empieza a derretirla con el secador de pelo, cuando ya tengas el área deseada cubierta de ese color, empieza con el siguiente color hasta cubrir toda la botella, deja enfriar.

Listo tienes un colorido y original florero con una botella reciclada.

Si deseas poner más color en una zona o dirigir el flujo de uno de los colores, utiliza la secadora para ello.

Ten cuidado de trabajar en una superficie en la cual si se salpica de gotas de crayola estas sean fáciles de quitar o mejor aún cubre la superficie de trabajo con un plástico o periódico para evitar que las manchas se fijen en algún lugar.

03
de 04

Cuadro decorativo con crayolas.

manualidades con crayolas derretidas
manualidades con crayolas derretidas. PV

Consigue un lienzo del tamaño deseado, coloca las crayolas de colores en la parte de arriba y empieza a derretirlas con la secadora de pelo, puedes usar un palillo grande de madera para ir dirigiendo el flujo de color hacia el lado deseado.

Si quieres que fluyan de manera vertical puedes pegar las crayolas en la parte superior del lienzo y dejarlo al sol para que se vayan derritiendo poco a poco.

Otra idea es hacer primero una crayola multicolor como se muestra en el paso 1 y después colocarla en el centro del lienzo y aplicar el calor de la secadora.

Si quieres puedes dejar el dibujo así, con la crayola cayendo sobre el lienzo, o puedes pegar sobre el color una silueta con papel auto adherible negro o con cartulina negra.

Una vez terminado el trabajo. Cubre la parte de atrás con masking tape para evitar que la crayola que escurrió por atrás del lienzo pinte sobre la pared.

Ten cuidado de trabajar en una superficie en la cual si se salpica de gotas de crayola estas sean fáciles de quitar o mejor aún cubre la superficie de trabajo con un plástico o periódico para evitar que las manchas se fijen en algún lugar.

04
de 04

Crayolas recicladas.

Manualidades con crayolas derretidas
Manualidades con crayolas derretidas. PV

Las crayolas son uno de los instrumentos favoritos para dibujar, sin embargo también podemos aprovechar esos trozos viejos que ya nadie quiere usar para pintar y volverlos nuevos colores o de plano crayolas multicolores.

Es decir, reciclaremos las crayolas.

Sólo tienes que poner los diferentes trozos de cada color en los compartimentos de una charola para hornear panqués, combinas los colores a tu gusto y metes la charola al horno a unos 250º C grados por unos 10 minutos o un poco más dependiendo del grosor de tus crayolas.

Como no conviene que hiervan y burbujeen, es mejor estar cuidándolas y sacarlas en cuanto todos los trozos estén derretidos, también te aconsejo poner trozos más o menos del mismo tamaño para que todos se derritan al mismo tiempo. Cuida que de ningún trozo tenga pegado un pedazo de papel.

Cuando ya estén derretidos los trozas de crayola, simplemente sáca la charola del horno y deja enfriar, después separa las crayolas circulares y multicolores del molde y listo, nuevas crayolas para los niños.

Si quieres puede usar esta técnica para crear colores nuevos, una vez derretidos los trozos, simplemente mezcla con un palillo de madera hasta obtener el nuevo color y después deja enfriar.