26 semanas de embarazo

26 semanas de embarazo
©Getty Images/Sciepro

Ahora tienes un pequeño entrometido en cada conversación: tu bebé. A partir de las 26 semanas de embarazo el desarrollo de su oído se considera avanzado, y ya tu pequeño puede escuchar los sonidos a tu alrededor, incluyendo tus conversaciones y las voces de tus interlocutores. Y para disfrute de los espectadores, tu bebé también da otra señal inequívoca de su presencia: sus movimientos fetales son tan fuertes y evidentes que otras personas pueden ya sentirlos.

Mientras tanto, tu cuerpo continúa los cambios y ajustes necesarios, así como los inevitables efectos secundarios que no son tan gratos. De esos te contamos más adelante.

  • Tu bebé mide: 14 pulgadas (casi 36 centímetros)
  • Más o menos del tamaño de: la longitud del papel tamaño legal, del largo que usas en la impresora
  • Peso: 2 libras (900 gramos), más o menos lo que pesa una botella de refresco de un litro.

Tu bebé

El desarrollo del cerebro de tu bebé alcanza un punto importante: ya sus ondas cerebrales son similares a las de un bebé al nacer. Gracias a ello, tu pequeño tiene una mayor habilidad de responder a estímulos, como reaccionar ante sonidos fuertes o moverse al percibir luz.

Además del avance neurológico, su oído también se desarrolla con rapidez, y ambos componentes le brindan una mayor capacidad para percibir sonidos y reaccionar a ellos. Además de los sonidos internos, como tu corazón, digestión, flujo sanguíneo y movimiento, tu pequeño puede captar las voces en el exterior, aún cuando no estén dirigidas hacia él.

En ocasiones, también puede reaccionar ante el sonido, ya sea con movimientos o con un aumento en su ritmo cardíaco.

Gracias a sus habilidades auditivas, las 26 semanas de embarazo son el momento perfecto para introducir estimulación prenatal sonora, como la música y el lenguaje. Algunas de sus reacciones son evidentes, como las patadas y movimiento que sientes en tu panza, así que desde ya puedes divertirte con tu pequeño jugando al estímulo y reacción.

En cuanto al método más apropiado de estimulación, recuerda una regla sencilla: tu voz es el sonido favorito de tu bebé. Hecha esa salvedad, algunos investigadores y madres creen que la música clásica, en especial la sonata para dos pianos K448 del compositor Wolfgang Amadeus Mozart, pueden mejorar la capacidad intelectual de tu bebé. Sin embargo, esta teoría, conocida como el efecto Mozart, es algo controversial. Una posibilidad más sencilla es que tu pequeño pueda reconocer la música que escuchaba en el vientre incluso después de nacer, y le reconforte a la hora de dormir o en momentos de angustia. En todo caso, la música nunca está de más, y si te relaja a ti escucharla también tu bebé se beneficia.

Otros hitos en su desarrollo:

  • Los movimientos de tu bebé son más fuertes y perceptibles, y ya otras personas pueden sentirlos.
  • Sus pulmones continúan su desarrollo. Vasos capilares en los pulmones entran en funcionamiento y se está generando el surfactante pulmonar (una sustancia lubricante que evita que los alvéolos colapsen al exhalar).
  • Tu pequeño inhala y exhala líquido amniótico, como práctica de los pasos y movimientos necesarios para respirar después del nacimiento.
  • Su piel, que hasta ahora era traslúcida, empieza a tornarse opaca y color rosado tierno, es decir, color piel.
    • Tu bebé ya puede abrir sus párpados, lo que también lo hace más eficiente al percibir la luz desde el mundo exterior.

    Tu cuerpo

    Tus senos iniciaron su preparación para la lactancia materna desde el inicio del embarazo y ahora te pueden dar una señal inequívoca: calostro, unas gotitas de un líquido amarillento que pueden salir de tus senos alrededor de las 26 semanas de embarazo en adelante. El calostro es en realidad la primera forma de leche materna, una sustancia cargada de vitaminas, anticuerpos y componentes nutritivos que fortalecerá a tu bebé en sus primeros días de vida. No deberías tener más que unas cuantas gotitas, pero si te sientes incómoda puedes utilizar almohadillas absorbentes para la lactancia.

    Otro síntoma del embarazo, de esos incómodos y –desafortunadamente– bastante comunes, es la aparición de hemorroides, que son venas hinchadas en la parte baja del recto o el ano.

    La mitad de las mujeres embarazadas las tienen debido a la presión del útero, mayor flujo sanguíneo en el área y estreñimiento durante el embarazo. Aunque es difícil que puedas ver tus hemorroides, sí puedes detectar sus síntomas:

    • Dolor en el ano, en especial al estar sentada y cuando das del cuerpo.
    • Sangre en el papel higiénico o heces cuando haces fuerza.
    • Protuberancias duras cerca del ano. Las hemorroides pueden ser internas (dentro del ano) o externas (son visibles y cuelgan fuera del ano).

    Las hemorroides no son nada agradables, pero no presentan riesgo para tu embarazo y por lo general desaparecen después del parto. Puedes evitarlos por medio de una dieta adecuada, que incluya bastante fibra (para evitar el estreñimiento), buena hidratación, hacer ejercicios de Kegel, y tratar de no esforzarte mucho a la hora de ir al baño.

    Otras molestias comunes y cambios en tu cuerpo a las 26 semanas de embarazo:

    • Dificultad para dormir, con frecuencia causado por la incomodidad, la necesidad de ir al baño con frecuencia y la ansiedad.
    • Dolor en las costillas conforme tu útero abarca más área abdominal.
    • Aumento de peso promedio es una libra por semana.
    • Jalonazos en los lados de tu abdomen conforme se estiran los músculos uterinos.
    • Dolores de cabeza
    • La altura de tu útero incrementa media pulgada por semana.
    • Aumento en tu flujo vaginal
    • Dolores en la parte baja del abdomen, en especial causados por el síndrome del ligamento redondo
    • Ojos secos e irritados y cambios en tu visión. Si usas anteojos, es común que requieras ajustar tu prescripción durante el embarazo. Por lo general, vuelves a la normalidad después de dar a luz. Si el cambio es muy severo o tienes dificultades para ver o por la resequedad, consúltale a tu médico, pues podría ser un síntoma de diabetes gestacional.

    De compras en amazon.com:

    <-- Antes: 25 semanas de embarazo

    Siguiente semana --> 27 semanas de embarazo

    Fuentes:
    About.com. Pregnancy Week 26 – Pregnancy Calendar – Pregnancy Week by Week – Second Trimester. Accedida 20 de enero del 2014.
    American Congress of Obstetricians and Gynecologists. Cómo crece su bebé durante el embarazo. Accedido 20 de enero del 2014.
    American Pregnancy Association. Pregnancy Week 26. Accedida 20 de enero del 2014.
    Kidshealth.org. Calendario semanal del embarazo: semana 26. Accedida 20 de enero del 2014.

    Tu embarazo semana a semana

    Primer trimestre 

    1 semana de embarazo2 semanas de embarazo3 semanas de embarazo
    4 semanas de embarazo5 semanas de embarazo6 semanas de embarazo
    7 semanas de embarazo8 semanas de embarazo9 semanas de embarazo
    10 semanas de embarazo11 semanas de embarazo12 semanas de embarazo

    Segundo trimestre

    13 semanas de embarazo14 semanas de embarazo15 semanas de embarazo
    16 semanas de embarazo17 semanas de embarazo18 semanas de embarazo
    19 semanas de embarazo20 semanas de embarazo21 semanas de embarazo
    22 semanas de embarazo23 semanas de embarazo24 semanas de embarazo
    25 semanas de embarazo26 semanas de embarazo27 semanas de embarazo

    Tercer trimestre

    28 semanas de embarazo29 semanas de embarazo30 semanas de embarazo
    31 semanas de embarazo32 semanas de embarazo33 semanas de embarazo
    34 semanas de embarazo35 semanas de embarazo36 semanas de embarazo
    37 semanas de embarazo38 semanas de embarazo39 semanas de embarazo
    40 semanas de embarazo