25 frases de amor del Dalai Lama

Budismo
El amor según el budismo. Cait

Según la religión budista, los Dalai Lama son la manifestación del Buda de la Compasión, quien elige reencarnarse en ellos para seguir sirviendo a la humanidad. El actual y decimocuarto Dalai Lama, cuyo nombre real es Tenzin Gyatzo (1935) es un hombre al que le gusta inspirar a través de la palabra.

Puesto que su nombre budista significa “océano de sabiduría”, vamos a repasar qué nos dice acerca del amor, la compasión, la pareja, la sexualidad, la capacidad de disfrutar del presente, de aceptar las pérdidas y otros asuntos que tanto importan cuando se trata de los sentimientos y del corazón.

Estas son 25 de sus frases más bellas:

  1. Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor. Si gritas, gritarás con amor. Si corriges, corregirás con amor. Si perdonas, perdonarás con amor.

  2. Si quieres que otros sean felices, practica la compasión. Si quieres ser feliz tú, practica la compasión.

  3. Como las emociones son estados mentales, el método para manejarlas debe venir de nuestro interior. No existe otra alternativa. No pueden ser liberadas por técnicas externas.

  4. A quien amas, dale alas para volar, raíces para volver y motivos para quedarse.

  5. La amistad solo puede tener lugar a través del desarrollo del respeto mutuo y dentro de un espíritu de sinceridad.

  6. Ten en cuenta que el gran amor y los grandes logros requieren grandes riesgos.

  7. Recuerda que la mejor relación es aquella en la que el amor por cada uno excede la necesidad por el otro. Si no perdonas por amor, perdona al menos por egoísmo, por tu propio bienestar.

  1. Quien se transforma, transforma el mundo.

  2. Considero una sonrisa como algo único en un ser humano. Una sonrisa es también una poderosa comunicación. Una sonrisa sincera es la expresión perfecta del amor y la compasión humana.

  3. Solo existen dos días en el año en los que no se puede hacer nada. Uno se llama ayer y otro mañana. Por lo tanto hoy es el día ideal para amar, crecer, hacer y, principalmente, vivir.

  1. Casi todas las cosas buenas que suceden en el mundo nacen de una actitud de aprecio por lo demás.

  2. Si asumimos una actitud de humildad, crecerán nuestras cualidades.

  3. Recuerda que no conseguir lo que quieres a veces significa un maravilloso golpe de suerte.

  4. Cuando pierdes, no pierdas la lección.

  5. Si alguna vez no te conceden la sonrisa esperada, sé generoso y concede la tuya. Porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa como aquel que no sabe sonreír a los demás.

  6. El medio para hacer cambiar de opinión es el afecto, no la ira.

  7. Una mente lúcida y un buen corazón, acompañados por sentimientos cálidos, son lo más importante. Si la mente no se dirige a los pensamientos positivos y elevados, nunca podremos hallar la felicidad.

  8. Es mucho mejor hacer amigos, comprenderse mutuamente y hacer un esfuerzo para servir a la humanidad, antes que criticar y destruir.

  9. Nuestros problemas se deben a un apego apasionado por las cosas y a un deseo que nunca se satisface por completo, y entonces genera aún más angustia. Percibimos las cosas como entidades permanentes. En el empeño por conseguir nuestros objetos de deseo, empleamos la agresión y la competencia como herramientas supuestamente eficaces, y nos destruimos cada vez más en el proceso.

  1. Un corazón abierto es una mente abierta.

  2. Para los budistas, el intercambio sexual puede ser utilizado en el camino espiritual, porque si el practicante tiene una firme compasión y sabiduría, genera una concentración extrema en la conciencia.

  3. Recuerda que a veces el silencio es la mejor respuesta.

  4. En discusiones con alguien querido ocúpate solo de la situación actual, no saques a relucir el pasado.

  5. Lo que somos se lo debemos al afecto. Los días de nuestra existencia ocurren gracias al cariño.

  6. Hay tres cosas en la vida que no regresan jamás: las palabras, el tiempo y las oportunidades.