25 frases de amor de Oscar Wilde

Oscar Wilde
Oscar Wilde, genio y figura. Napoleon Sarony

El dramaturgo, poeta y novelista irlandés Oscar Wilde (1854-1900) fue uno de los artistas más destacados de su tiempo, no solo por su gran talento literario sino también por su aguzado ingenio y por su hedonista manera de vivir la vida. Hoy en día, Wilde sería una celebrity gracias a sus frases llenas de ironía e inteligencia (muy al estilo de los actuales tweets) y sin duda podría vivir libremente su homosexualidad.

Pero le tocó vivir en la puritana Inglaterra victoriana, y su relación con Lord Alfred Douglas supuso un gran escándalo que le llevó a la cárcel. Casi arruinado, murió en París con tan solo 46 años.

Recordamos 25 de sus irónicas, lúcidas, sarcásticas y a veces tiernas frases sobre el amor, el matrimonio, los hombres, las mujeres y las pasiones.

  1. En el arte como en el amor la ternura es lo que da la fuerza.

  2. Si no tardas mucho, te espero toda la vida.

  3. Uno debería estar siempre enamorado. Por eso jamás deberíamos casarnos.

  4. La fuerza de las mujeres depende de que la psicología no puede explicarla. Los hombres pueden ser analizados; las mujeres solo pueden ser amadas.

  5. No hay nada como el amor de una mujer casada. Es una cosa de la que ningún marido tiene la menor idea.

  6. Los niños comienzan por amar a los padres. Cuando ya han crecido, los juzgan, y algunas veces hasta los perdonan.

  7. La mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella.

  1. La única diferencia que existe entre un capricho y una pasión eterna es que el capricho es más duradero.

  2. La risa no es un mal comienzo para la amistad. Y está lejos de ser un mal final.

  3. Cuando un hombre se casa por segunda vez es porque adoraba a su primera mujer.

  4. La belleza es muy superior al genio. No necesita explicación.

  1. Los solteros ricos deberían pagar más impuestos. No es justo que unos sean más felices que otros.

  2. Se llama matrimonio de conveniencia a un matrimonio de personas que no se convienen en absoluto.

  3. Cualquiera puede simpatizar con las penas de un amigo, simpatizar con sus éxitos requiere una naturaleza delicadísima.

  4. Amarse a uno mismo es el comienzo de una aventura que dura toda la vida.

  5. Los hombres casados son horriblemente aburridos cuando son buenos maridos, e insoportablemente presumidos cuando no lo son.

  6. Cuando se está enamorado, comienza uno por engañarse a sí mismo y acaba por engañar a los demás. Esto es lo que el mundo llama una novela.

  7. Es bastante difícil no ser injusto con lo que uno ama.

  8. La mejor base para un matrimonio feliz es la mutua incomprensión.

  9. Los hombres jóvenes quieren ser fieles y no lo consiguen; los hombres viejos quieren ser infieles y no lo logran.

  10. ¿Quieres amar? Recita las letanías del amor y las palabras crearán el deseo ardiente de donde se imagina el mundo que brotan.

  11. Hable a toda mujer como si estuviera enamorado de ella y a todo hombre como si le estuviera fastidiando a usted. Y pronto tendrá fama de poseer el más exquisito tacto social.

  12. Los hombres siempre se empeñan en ser el primer amor de una mujer. Las mujeres prefieren ser la última novela de un hombre.

  1. El amor es un sacramento que debería recibirse de rodillas.

  2. La compasión nunca puede sustituir al amor.