20 frases de amor de Pablo Neruda

Pablo Neruda. Getty Images

El poeta chileno, nacido en Parral en 1904 y huérfano de madre desde muy pequeño, fue un hombre que vivió la vida exuberante e intensamente. Aunque su nombre real fue Neftalí Reyes Basoalto, en 1917 adoptó el seudónimo de Pablo Neruda. Escritor, diplomático, político, Premio Nobel de Literatura en 1971, Doctor Honoris Causa de la Universidad de Oxford, es considerado uno de los grandes poetas del siglo XX.

Igualmente conocido es su compromiso político. Neruda militó en el partido comunista chileno apoyando a Salvador Allende, y murió en 1973, poco después del golpe de estado de Augusto Pinochet que derrocó al presidente Allende. Aunque estaba enfermo de cáncer, recientemente ha cobrado fuerza la hipótesis de que pudo ser asesinado por los hombres del dictador. 

Su poemario más conocido es Veinte poemas de amor y una canción desesperada. Destacan también entre sus obras Residencia en la tierra, Los versos del capitán, Confieso que he vivido o Memorial de Isla Negra. En esta última escribió: Amé otra vez y levantó el amor/ una ola en mi vida y fui llenado/ por el amor, solo por el amor, / sin destinar a nadie la desdicha. Poéticas palabras aunque no del todo certeras. Sus continuas infidelidades empañaron en numerosas ocasiones el brillo de sus historias de amor. Sus dos compañeras más conocidas fueron Delia de Carril y Matilde Urrutia, a quien dejó por su sobrina.

Esta recopilación de sus frases de amor nos muestra, en cambio, lo mejor del talento y la sensibilidad de Neruda:

  1. El amor no se mira, se siente, y aún más cuando ella está junto a ti.

  2. Es tan corto el amor y tan largo el olvido.

  1. En un beso, sabrás todo lo que he callado.

  2. Y si no das más, tan solo encuentra lo que hay en tus manos, piensa que dar amor nunca es en vano. Sigue adelante sin mirar atrás.

  1. Para que nada nos separe, que no nos una nada.

  2. Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera.

  3. Cómo sabría amarte mujer, cómo sabría amarte, amarte como nadie supo jamás, morir y todavía amarte más. Y todavía amarte más y más.

  4. Me moriré besando tu loca boca fría, abrazando el racimo perdido de tu cuerpo, y buscando la luz de tus ojos cerrados.

  5. Si nada nos salva de la muerte, al menos que el amor nos salve de la vida.

  6. Amor, cuántos caminos hasta llegar a un beso, ¡qué soledad errante hasta tu compañía!

  7. El amor nace del recuerdo, vive de la inteligencia y muere por olvido.

  8. Conocer el amor de los que amamos es el fuego que alimenta la vida.

  9. Amo el amor que se reparte en besos, lecho y pan. Amor que puede ser eterno y puede ser fugaz. Amor que quiere libertarse para volver a amar. Amor divinizado que se acerca, amor divinizado que se va.

  10. Por qué se me vendrá todo el amor de golpe cuando me siento triste, y te siento lejana…

  11. Para mi corazón basta tu pecho, para tu libertad bastan mis alas.

  12. Mi amor tiene dos vidas para amarte. Por eso te amo cuando no te amo y por eso te amo cuando te amo.

  13. ¿Sufre más aquél que espera siempre que aquél que nunca esperó a nadie?

  14. Quiero hacer contigo lo que la primavera hace con los cerezos.

  1. A nadie te pareces desde que yo te amo.

  2. Debajo de tu piel vive la luna.

  3. Muere lentamente quien evita una pasión y su remolino de emociones, justamente éstas que regresan el brillo a los ojos y restauran los corazones destrozados.

  4. No he salido de ti cuando me alejo.