19 semanas de embarazo

20 semanas de embarazo
A las 20 semanas de embarazo puedes empezar a sentir contracciones de Braxton Hicks. ©Getty Images/Science Pictures Co

A partir de las 19 semanas de embarazo, el crecimiento de tu bebé se enfoca más a lo interno. Con todas las partes de su cuerpo bien formadas y en su lugar, es hora de que las células, nervios y sistemas se desarrollen.

  • Tu bebé mide: 7 pulgadas (poco más de 17 centímetros)
  • Más o menos del tamaño de: un lápiz escolar nuevo.
  • Peso: 8 onzas (226 gramos), más o menos lo que pesan dos barras de jabón de baño.

    Tu bebé

    Tu pequeño empezó su desarrollo como un bultito de células, y a lo largo de estas 19 semanas de embarazo se ha convertido en un bebé, hecho y derecho. Físicamente, sus brazos y piernas alcanzan por fin el tamaño apropiado en relación con el resto de su cuerpo. Sus huesos, hasta ahora blandos como cartílago, se endurecen poco a poco.

    La piel de tu pequeño es aún transparente y deja ver venas y vasos sanguíneos, pero a partir de esta semana estará cubierta por el vérnix caseoso (o unto sebáceo), una capa gruesa, grasosa y blanca que protegerá la piel de tu bebé hasta el nacimiento. El unto sebáceo funciona como una barrera protectora impermeable contra el líquido amniótico (de otra forma, la piel de tu bebé estaría toda arrugada al nacer, pues ha estado sumergida por nueve meses). El vérnix desaparece conforme se acerca el nacimiento, aunque quizá puedas ver rastros de él en tu recién nacido.

    En cuanto al desarrollo neurológico, las partes de su cerebro que se especializan en manejar sus cinco sentidos empiezan a refinarse. Tu pequeño también adquiere mayor control sobre sus músculos y movimientos, gracias a la participación de impulsos cerebrales.

    Tu cuerpo

    Esta semana puedes empezar a sentir otro de esos molestos síntomas del embarazo: dolor del ligamento redondo.

    Quienes lo sufren lo describen como un dolor agudo o punzante en el bajo vientre, en uno o ambos costados.

    El ligamento redondo se encuentra debajo de tu útero, y es uno de sus principales sostenes. Conforme tu útero crece y aumenta su peso, el ligamento se estira y cualquier movimiento súbito o ejercicio puede causar dolor.

    El dolor del ligamento redondo no es permanente, es una sensación súbita y pasajera. Para evitarlo procura moverte con calma y flexionar las caderas antes de estornudar, toser o reírte para evitar un jalón del ligamento. Puedes hacer ejercicios en tanto tu médico lo apruebe; esto puede ayudarte a fortalecer los músculos abdominales y pélvicos para aliviar la carga sobre el ligamento redondo (los más recomendables en el embarazo son natación, caminata y yoga).

    Aunque molesto, el dolor del ligamento redondo es un síntoma normal del embarazo, pero sí debes comentárselo a tu médico para descartar otras posibles causas del dolor. Si la molestia dura más de unos minutos o es severa, llama a tu médico de inmediato.

    En esta etapa también puedes sentir dificultad para respirar, contracciones de Braxton Hicks, manchas y cambios en la piel, indigestión, mareos, y otros síntomas del embarazo en el segundo trimestre.

    Fuentes:
    About.com. Pregnancy Week 19 – Pregnancy Calendar – Pregnancy Week by Week – Second Trimester. Accedida 20 de setiembre del 2012.
    Kidshealth.org. Pregnancy Calendar: Week 19. Accedida 20 de setiembre del 2012.
    Medline Plus. Fetal Development. Accedida 20 de setiembre del 2012.
    WebMD. Your Pregnancy Week by Week: Weeks 17-20. Accedida 20 de setiembre del 2012.
    WebMD. Round Ligament Pain During Pregnancy: Causes, Symptoms and Treatment. Accedida 20 de setiembre del 2012.

     

    <-- Antes: 18 semanas de embarazo

     

    Siguiente semana --> 20 semanas de embarazo

     

    Tu embarazo semana a semana