18 consejos para mantener tu casa libre de alergias

Los ácaros del polvo son responsables de la mayoría de las alergias en el hogar

foto-ambiente-living
Los muebles lisos son más fáciles de limpiar y eliminar el polvo. Foto © Maisons du Monde

Si quieres mantener tu hogar libre de alergias, sigue estos consejos básicos para eliminar ácaros del polvo y otros alérgenos. Recuerda que los muebles también pueden ser fuentes de reacciones alérgicas. 

  1. Es importante saber que los muebles de piel, vinilo o polipiel se limpian pasando un paño húmedo una vez a la semana para quitarles el polvo y hacer desaparecer los ácaros.
  2. Los muebles en tela se limpian pasando la aspiradora en profundidad. También puedes optar por comprarlos tapizados con telas antiácaros, que ya se encuentran en el mercado con diferentes diseños y colores de moda.
  1. Aspiradoras especiales: algunas son recomendadas especialmente para eliminar ácaros y otros agentes alérgicos en el polvo porque tienen filtros potentes para eliminar los ácaros o los alérgenos que se adhieren a los tejidos.
  2. También hay algunos productos específicos (suelen presentarse en forma de spray) que son aplicados sobre la tela para reducir esos agentes. 
  3. Aplicando vapor se mata a los ácaros que están en la superficie de tapicerías y colchones. Completa la limpieza con el aspirador y repite cada tres meses. 
  4. Hay profesionales a los que recurrir. Irán a tu casa y usarán tratamientos de calor para liberarte de ácaros y alérgenos de los muebles. Se aplican con productos específicos sobre los muebles que, después se envuelven durante un tiempo. Estos tratamientos por calor también sirven para colchones y para los textiles de la casa.
  5. Otro tratamiento especializado y aplicado por profesionales es el del nitrógeno líquido.
  1. Solución alternativa es dejar los muebles al aire libre una vez comprados durante un par de días si es posible. De esta manera se reducen las emisiones de formaldehído.
  2. Los muebles y estanterías de cristal son una buena alternativa también. Deben tener puertas para evitar que acumulen demasiado polvo pero son fáciles de limpiar.
  1. Recuerda limpiar la parte superior de los muebles. Son una fuente de polvo acumulado que a veces olvidamos limpiar. 
  2. Las estanterías abiertas también acumula mucho polvo para que sean más fáciles de limpiar elige pocos adornos o puertas para protegerlas.
  3. No olvides limpiar las molduras de los muebles, los zócalos, las molduras del techo y las lámparas que son también fuente de polvo.
  4. Si hay moqueta en tu casa sustitúyela por un suelo de madera ya sea maciza o laminada o un suelo de piedra duro que sea fácil de limpiar.
  5. Elige alfombras de algodón lavables que sean manejables y fáciles de limpiar en casa o en la tintorería.
  6. Evita los plumeros al limpiar. Lo que hacen principalmente es levantar el polvo, dejarlo en el aire y luego se vuelve a depositar sobre los muebles. Mientras está en el aire en suspensión es una fuente importante de alérgenos. 
  7. En lugar del plumero elige paños especiales recogepolvo que tienen un componente electrostático, paños que puedas humedecer sin que desprendan residuos o alguna aspiradora equipada con accesorio para superficies complicadas como las estanterías con libros.
  8. Recuerda que el polvo se acumula también en la pared y en las puertas así es que límpialas periódicamente. Limpia las puertas y los muebles a la vez y así no te olvidarás.
  1. Limpia periódicamente el interior de los armarios, especialmente los rincones en los que se acumula el polvo y los olores.