15 tips para un dormitorio más sexy y los muebles ideales

15 tips: la cama para el amor, el mueble indispensable

cama-boconcpt
Cama de la firma BoConcept. Foto © BoConcept

Una cama sexy en un dormitorio romántico es el objetivo de muchas parejas y de singles que lo comparten.

Tu dormitorio para el amor tiene que tener una decoración sensual, sugerente, inspiradora, con una cama y un ambiente que invite a practicar el amor sin ser "empalagosa". La sencillez es un plus.

Tamaño de la cama para una habitación sexy

La cama tiene que ser grande, no importa si compartes el dormitorio o no.

Las camas individuales y estrechas han desaparecido del cuarto de los adultos. Una cama doble es el mínimo y si puedes elegir una king, mucho mejor.

Es el mueble más importante del dormitorio así es que invierte en ella. No sólo por comodidad, sino también por belleza.

Puedes consultar este artículo para tener más datos sobre cómo elegir una cama, sus medidas y modelos

Otro clásico: las camas redondas, tan románticas.

Altura de la cama: importante para tener comodidad

Si estás pensando en una cama para el amor debes descartar las muy bajas(tipo futón)y las muy altas. En general, busca una cuya altura te permita tener las piernas en ángulo recto cuando te sientes en el borde.

Los movimientos serán más fluidos y elegantes que si tienes que elevarte casi desde el suelo.

El colchón, cuida su dureza

Si no tienes que seguir unas pautas terapeúticas con respecto a la dureza y la composición del colchón de tu cama, una buena elección es que no sea tan duro como para notarlo como una tabla, ni tan blando que te hundas en él o arrastres a tu pareja.

Eso sí, tiene que ser de calidad para favorecer el descanso.

El respaldo de la cama 

Hay muchos tipos de cabeceros pero cuando tu cama tiene el objetivo específico de convertirse en una cama para el amor lo mejor es tener uno confortable, para apoyarse en él. Los  
cabeceros de cama tapizados son una buena elección.

Incluso puede ser un buen DIY de fin de semana.

Vestir la cama: el efecto visual y de tacto

Las sábanas deben ser, también en lo posible, de un material natural: unas sábanas blancas, lisas, quizás con algún ligero adorno en el embozo y de un algodón suave y de calidad.

La experiencia táctil de una ropa de cama sugestiva es otra fuente de placer.

En cuanto a la ropa externa, colchas o cubrecamas, deben ser estimulantes, pero sin excesos. Se trata de buscar una sensación armoniosa pero con un toque "picante": un toque de color rojo, por ejemplo. Encontrarlo depende del resto de la decoración del dormitorio.

Si tu habitación es femenina, no te vuelques con un exceso de volantes y colores rosas: tu cama puede ser femenina sin llegar a ser cursi. Mucho más si es compartida.

No abuses de almohadones y cojines

Las almohadas deben ser las justas, dos y dos, por ejemplo. No abuses de almohadones que haya que retirar antes de usar la cama y que tengas que colocar en algún sitio. 

Los muebles, pocos y escogidos para un dormitorio sugerente

En un dormitorio sexy la cama es el mueble principal, y el punto focal imprescindible así es que las mesitas de noche, la cómoda y un sillón descalzador serán piezas más que suficientes.

El armario, discreto, integrado en la pared. Procura que la proporción también esté muy bien balanceada de forma que el cuarto no se vea muy lleno o que "bailen" los muebles en el espacio.

Consulta cómo puedes incorporar muebles eróticos en tu dormitorio.

La alfombra: suave y mullida

Una alfombra suave, gruesa y mullida es un elemento imprescindible en una habitación romántica. Andar descalzo por el dormitorio y pisar un suelo "arropado" es una fuente de placer en sí misma. El mejor material es la lana y si está mezclada con seda tendrá unos reflejos preciosos cuando reciba la luz. 

Si esto no es posible, escoge un material natural en la medida que puedas, como el algodón. El tamaño ideal es de pared a pared o lo máximo posible para que envuelva todo el ambiente.

La iluminación: crea ambientes sugestivos

Las luces son una herramienta valiosísima para crear ambientes.

Huye de la luz cenital y opta por lámparas sobre las mesitas de noche, en la pared, velas... luz ambiental que aumenta las sensaciones y tieñe el ambiente de tonos cálidos.

Música y velas: un must-have para acertar

Es obligado que tengas música, ya sea de tu ipod o un equipo más sofisticado. El ambiente que proporciona la combinación de velas y música es indispensable para el romance. Podrías usar una estantería de poco fondo para colorcalas.

No uses el dormitorio como zona de trabajo

El dormitorio debe ser muy sugerente, un lugar de encuentro para el amor, para el romanticismo. No mezcles, en lo posible, el trabajo y el placer. Evita tener un escritorio o una computadora en tu dormitorio. Un escritorio ocupa espacio y, además, va acompañado de una silla, que también resta centímetros al cuarto.

Descarta la televisión: es un elemento que acaba con el romanticismo

Tener una televisión en el dormitorio consigue que disminuya la vida sexual de las parejas. Además, habitualmente, ocupa un mueble extra o, si está colgada, un espacio en la pared que puedes aprovechar para luces o un espejo, por ejemplo.Así es que toda la electrónica que tengas debe quedar fuera del dormitorio. Móviles, televisiones y tabletas son para otros momentos, no para el romance.

Niños, en su sus camas del cuarto infantil

Si vives en pareja y tienes hijos intenta que respeten el dormitorio como el espacio privado de sus padres que debe ser.

Una vez que los bebés crecen lo suficiente tienen que dormir en sus propios cuartos para que la pareja recupere su intimidad.

Así es que las cunas deben salir del dormitorio en cuando se pueda. Un biberón y un pañal encima de la cama no inspiran pasión, precisamente.

No te sientas culpable porque el amor por tus hijos ni el buen cuidado desaparecen por eso.

Mascotas, incompatibles con un dormitorio sexy

Las mascotas también deben permanecer fuera si quieres que tu dormitorio inspire para el amor. Y, desde luego, nunca deben subirse en la cama. Si no compartes la cama con los niños, tampoco con perros o gatos.

Espejos ¿te gustan?

Un espejo grande es necesario en un dormitorio e, incluso, puede estar en las puertas del armario. Juagar con los reflejos puede ser un buen elemento en el juego romántico.

Estos son algunos tips de muebles para crear un dormitorio sexy, pero seguro que a cada uno se le ocurre algo más.