12 remedios para aliviar las náuseas en el embarazo

Te tengo buenas y malas noticias. Primero las malas: no hay cura (más que el tiempo) para las náuseas en el embarazo, puesto que son parte de los cambios normales que atraviesa tu cuerpo y los primeros síntomas del embarazo. ¿Las buenas noticias? Existen muchos remedios al alcance de tu alacena para aliviarlas.

¿Qué causa las náuseas en el embarazo?

No existe una respuesta comprobada, pero sí muchas teorías. La más común culpa a las hormonas del embarazo, como la hormona gonadotrofina coriónica (hCG por su siglas en inglés), que se dispara en las primeras semanas del embarazo. Quizá se deba también a la progesterona, cuyos altos niveles relajan a los músculos y desaceleran el proceso digestivo.

¿Cómo aliviar las náuseas en el embarazo?

01
de 12

Come con frecuencia y en pequeñas cantidades

náuseas en el embarazo
©Getty Images/Kbwills

Olvídate de las tres comidas al día: cinco tiempos de comida pequeños son más efectivos. En el embarazo, tu sistema digestivo procesa la comida más lentamente y un estómago lleno puede causarte malestar, y el hambre puede causarte náuseas también.

Opta por comidas blandas que tu estómago pueda digerir con facilidad. Puedes incorporar frutas, verduras, carnes y harinas en puré o cocidas. Eso sí, ten cuidado de no descuidar tu dieta en el embarazo y los nutrientes que necesitas.

02
de 12

Productos naturales para prevenir las náuseas

Brazalete anti náuseas
©amazon.com

Durante el embarazo no debes tomar tés de hierbas o remedios caseros para las náuseas porque estos productos, aunque naturales, igual tienen efectos medicinales que pueden estar contraindicados. Sin embargo, sí existen parches y brazaletes que actúan sobre diferentes puntos de acupresión en tu cuerpo para prevenir las náuseas. Utiliza este enlace para comparar precios de brazaletes anti náuseas en amazon.com. 

03
de 12

Ten bocadillos a mano

naúseas en el embarazo
©Getty Images/Laura E

Durante el embarazo sueles producir más saliva, lo que con frecuencia precede a las náuseas. Este síntoma lo puedes combatir con bocadillos, en especial los que contienen proteína o carbohidratos, como las galletas de soda, pan tostado, cereal seco, palomitas de maíz sin mantequilla, papas tostadas, nueces o mantequilla de maní.

04
de 12

Evita los sabores y olores fuertes

náuseas en el embarazo
©Getty Images/Gentl & Hyers
En el embarazo, todos tus sentidos están más sensibles, y tanto aromas como sabores pueden activar las náuseas. Evita las comidas muy condimentadas, fritas, picantes o ácidas que tu estómago o tu nariz puedan resentir.
05
de 12

Toma mucha agua

tomar agua en el embarazo
©Getty Images/Jupiter Images

Además de prevenir la deshidratación, el agua fría refresca tu garganta, que puede estar irritada por las náuseas y los ácidos estomacales. Si te cuesta tomarla, intenta comer pedacitos de hielo o agregarle sabor. Recuerda que en el embarazo debes tomar entre seis y ocho vasos de agua al día como mínimo. 

06
de 12

Distráete

Aunque es claro que las náuseas en el embarazo no son una afección psicológica, como bien lo sabes si las has sufrido, enfocarte en lo mal que te sientes las empeora. Trata de mantener tu mente ocupada en otras actividades y cambiar de ambiente con frecuencia.

07
de 12

Aire fresco

© Dreamstime / Marcus Miranda
El aire fresco es un remedio efectivo para cualquier mareo. Abre las ventanas o sal a caminar y respira profundo. Esto también es una técnica de relajación, que no está de más en el embarazo.
08
de 12

Toma el asiento del conductor

El viaje en auto puede activar tu malestar, en especial si incluye vueltas, semáforos, tráfico y calor. Pero cuando tú conduces te enfocas mejor y controlas los movimientos. Ten presente que debes colocarte el cinturón de seguridad de modo que no presione tu panza. Sigue las instrucciones de cómo colocar el cinturón de seguridad durante el embarazo y asegúrate de cometer estos errores comunes al asegurar tu cinturón.

09
de 12

Descansa

Tu cuerpo manifiesta su disconformidad por el cansancio con mareos y náuseas. Si tu horario lo permite, toma una siesta o procura dormir suficiente en la noche. Tómate también tu tiempo para levantarte en las mañanas. Hazlo de forma paulatina y relajada.

10
de 12

Evita los movimientos súbitos

© Dreamstime Elena Vdovina
Tómate tu tiempo para caminar, levantarte o darte vuelta. Aún en televisión o la computadora, la acción de las imágenes o la forma casi inadvertida en que se refresca tu pantalla son suficiente para activar tus náuseas. Si tu trabajo requiere que veas un monitor todo el día, haz la letra lo más grande que puedas y descansa la vista de vez en cuando.
11
de 12

Lávate los dientes

El aliento fresco y la menta de la pasta dental pueden aliviar las náuseas. Y aún si no funciona, asegúrate de lavarte los dientes después de vomitar para protegerlos, pues los ácidos pueden debilitar el esmalte dental. La mala higiene bucal en el embarazo puede causar complicaciones y hasta pérdida de tu bebé. 

12
de 12

Identifica los detonantes

Para algunas, las náuseas atacan en cualquier momento y sin razón alguna. Para otras, las causas son los olores, lugares, sabores o tiempos del día. Cada vez que te sientas mal piensa en qué hiciste, dónde estabas o qué comiste. Si identificas los detonantes puedes evitarlos y prevenir las náuseas.