12 razones para comer fruta

Goiaba_vermelha.jpg
Rodrigo.Argenton

Muchos adolescentes no comen frutas. Algunos porque en su familia no se consumen, otros porque se atiborran solo de comida chatarra, otros porque aseguran que no les gusta y otros simplemente porque no están acostumbrados.

Incluir la fruta en la dieta de los adolescentes es imprescindible para que esta sea sana y equilibrada. Por eso debemos acostumbrar a los adolescentes a comerla. Para todos aquellos que no lo hacen, aquí van doce razones que seguro les harán cambiar de opinión.

 

Por qué hay que comer frutas

  1. Tienen vitaminas. Las futas son una de las mejores fuentes de vitaminas para nuestro organismo. Y nuestro organismo necesita esas vitaminas para estar sano. Es cierto que muchas personas consumen las vitaminas en forma de píldoras pero cuando se consumen a través de las frutas, comiendo frutas enteras o bebiendo jugos de frutas recién exprimidas, la absorción de esas vitaminas es mucho mayor. Las frutas que tienen más vitamina A son las naranjas, las moras, la sandía, los melocotones, las manzanas y los kiwis. Las que tienen más vitamina B son las bananas, las frambuesas, las peras, los limones, los mangos, los pomelos, la piña, el melón y las fresas. Contienen más cantidad de vitamina C las naranjas, las mandarinas, los pomelos, los limones, las peras, las manzanas, las fresas, las bananas, las ciruelas, los mangos, las frambuesas, las moras y la sandía.
  2. Son saciantes. Las frutas tienen una gran cantidad de fibra, sobre todo las que se consumen con piel. El consumo de fibra es saciante, es decir que quita el apetito lo que es una buena estrategia para evitar el sobrepeso. Además, la fibra es necesaria para el buen funcionamiento de nuestro sistema digestivo. Las frutas con más fibra son las manzanas y las peras.
  1. Contienen mucha agua. El consumo de frutas es una forma ideal de mantener hidratado el cuerpo porque están compuestas de una gran cantidad de agua. Sobre todo en épocas de calor en las que hay que prevenir la deshidratación, consumir fruta es una fórmula ideal para lograrlo. Las frutas que contienen más agua son la sandía, el melón, los albaricoques, los arándanos, el melocotón, la piña, la frambuesa, las naranjas y las ciruelas.
  1. Son refrescantes. Ese gran contenido en agua hace que el consumo de frutas pueda utilizarse para refrescarse. Al aportar una gran cantidad de agua a nuestro organismo permite a este bajar su temperatura.
  2. Son tonificantes. Además de agua, las frutas nos aportan sales minerales, esas que perdemos por el exceso de sudoración por ejemplo, al realizar ejercicio físico. Consumir frutas después es una buena manera de tonificar el organismo porque su contenido en sales minerales en forma de azúcares renueva la energía de nuestro cuerpo.
  3. Son sanas. Las frutas son uno de los alimentos más sanos que existen. Además de vitaminas, fibra, agua y minerales, las frutas tienen algunos otros compuestos que son muy beneficiosos para nuestro cuerpo como los carotenoides y los bioflavonoides, esenciales para proteger al cuerpo frente a dos temibles patologías: el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.
  4. Son buenas para la piel. Al envejecer o si llevamos una vida poco saludable, se reduce el colágeno de nuestra piel por lo que esta luce apagada y enferma. Para aumentar la producción de colágeno en nuestro organismo la mejor fórmula es el consumo de frutas que aportan las sustancias que se necesitan para ello. La piel de los adolescentes suele tener muchos problemas: acné, exceso de grasa, etc... una buena forma de cuidarla es, precisamente, aumentar el consumo de frutas.
  1. Son buenas para los dientes. Y no solo para los dientes, el consumo de fruta es un recurso imprescindible para mantener una boca sana. Como las frutas se comen crudas, suponen un enorme beneficio para los dientes y las encías que deben trabajar para masticarlas.
  2. Contienen antioxidantes. Las frutas son una de las principales fuentes de antioxidantes y estos son necesarios para retrasar el envejecimiento y prevenir la aparición de enfermedades graves.
  3. No contienen nada de colesterol. Otra ventaja es que las frutas tienen un 0% de colesterol, es decir, nada de nada. La presencia de colesterol en nuestros organismos es una fuente de posibles problemas por eso consumir alimentos que no lo contengan ayuda a evitarlos.
  4. Son diuréticas. Las frutas ayudan a eliminar el ácido úrico gracias a su alto contenido en minerales y con la eliminación del ácido úrico, nuestro organismo se desprende también de un montón de tóxicos. Así que las frutas funcionan como auténticos limpiadores de nuestro organismo
  1. Están ricas. Es posible que a algunos adolescentes no les gusten algunas frutas pero la diversidad es tan grande que siempre encontrarán algunas que sí les gusten.