10 razones por las que no funciona la astrología

Los 10 errores que invalidan la astrología actual

A pesar de lo que mucha gente cree, la astrología no es una ciencia y no existe insulto más ladino e ignorante para un astrónomo que le confundan con un astrólogo. Porque no existe un solo argumento que permita sugerir o pensar que existen influencias de los planetas sobre las personas y si existieran, desde luego son desconocidas y nada tienen que ver con lo que proponen los astrólogos.

No se entiende cómo tras 3 000 años de vida siga siendo un tema tan exitoso. En España hay más astrólogos que curas y en Estados Unidos hay más astrólogos que astrónomos (de hecho en cualquier país), pero lo peor es que posiblemente aún queden siglos de éxito para esta insalubre cantinela de los astros, ya que la creencia en la astrología abarca a mucho más de la mitad de la población en los países occidentales, siendo aún más aceptada en grandes países asiáticos como India o China. Se calcula que una de cada 10 000 personas estudia astrología, o es aficionado a ella.

A continuación te ofrecemos 10 respuestas a las falacias sobre las que se suele apoyar la astrología.

01
de 10

La astrología no estudia fuerzas cósmicas diferentes a la astronomía

Representación de la influencia de la luna, el sol y los signos del zodiaco
Representación de la influencia de la luna, el sol y los signos del zodiaco sobre la salud en un manuscrito medieval. Gutun Owain (1488). Dominio Público

No, por mucho que te digan no existe ninguna fuerza desconocida por la ciencia que permita creer que los planetas influyen sobre las personas. La astrología nació con la astronomía, pero se desgajó cuando ciencia y religión se separaron hace cinco siglos.

La astrología es un sistema de creencias que utiliza el lenguaje y aquello que le conviene de la astronomía, pero sin aplicar el mínimo rigor científico.

No puede ser una ciencia porque en absoluto se ha cuestionado su realidad física. A la astrología ni le importa ni interesa la realidad astronómica y científica, pero a cualquier astrónomo le encantaría que alguien les demostrará fehacientemente que existe una energía desconocida que funciona al margen de la física que conocemos.

02
de 10

Los campos gravitatorios de los planetas no influyen en la personalidad

Marte, planeta rojo, tamaño de Marte
Tamaños de la Tierra y Marte. NASA /Goddard Space Flight Center

No, la gravedad nada tiene que ver en la astrología. Suele escucharse que al igual que las mareas son un efecto de la influencia gravitatoria de la Luna sobre la Tierra, los planetas ejercen un cierto influjo sobre los seres humanos y ese empeño es lo que justifica la astrología.

No es cierto. Ejerce 400 000 veces más influencia gravitatoria la lámpara del paritorio que todos los planetas juntos en el momento del nacimiento.

Profecía autocumplida

De la misma forma que no existe relación de causalidad entre determinadas fases lunares y los suicidios, como han demostrado repetidos estudios. De hecho, si esta relación se produce suele ser causada por motivos psicológicos y culturales de creyentes en tal relación por el llamado "efecto de la profecía autocumplida".

Este proceso también conocido como "efecto pigmalión" contribuye a que el creyente se sugestione con una predicción del horóscopo y presa de los nervios cometa una imprudencia si le han predicho un accidente o bien busque nuevos amigos u oportunidades de negocio si así se lo han comunicado los astros.

03
de 10

Los planetas no influyen en nuestra personalidad

Recreación del hipotético Planeta 9
Recreación artística del hipotético Planeta Nueve en los límites del sistema solar. Caltech / R. Hurt (IPAC)

La astrología se adapta al descubrimiento de nuevos planetas, pero no concede importancia a los movimientos planetarios.

La lista de objetos celestiales prácticamente se limita a los objetos que conocía Ptolomeo en el siglo II. Sin embargo, en cuanto se descubrieron los planetas más recientes (Urano en 1780; Neptuno en 1846 y Plutón en 1930) se incorporaron a la argumentación astrológica.

¿Es que estos planetas no afectaban a los nacidos antes de su descubrimiento? Y ahora que Plutón ya no es planeta, ¿por qué sigue considerándose por muchos astrólogos como influyente?

¿Afectan los nuevos planetas a los humanos?

Y si se demuestra la existencia del planeta Nueve, ¿qué atributos astrológicos tendrá?

Eso sin contar que los objetos celestes descubiertos por la astronomía moderna como supernovas, cuásares o púlsares emiten una cantidad de energía tan poderosa que atraviesa la Tierra en forma de neutrinos. ¿Es que esa fuerza que sí es real no afecta a la personalidad humana?

Por otra parte, la astrología demanda incoherentemente información detallada sobre el momento del nacimiento pero no sobre la latitud y longitud donde se encuentra el neonato, siendo más importante para la supuesta influencia planetaria.

04
de 10

Las gemelos nacidos en el mismo momento nunca tienen la misma personalidad

Gemelos
Los gemelos no nacen con la misma personalidad. Dominio público

Si la astrología funcionara en el caso de dos gemelos que nacen a la misma hora y el mismo día, sus vidas correrían paralelas, pero se ha demostrado repetidamente que no es así. Michel Gauquelain estudió la vida de varios cientos de gemelos, los cuales deberían tener el mismo destino, y no encontró prueba alguna que apoyara la hipótesis astrológica.

De hecho, cuando un gemelo muere y el otro se mantiene con vida, ¿por qué los astros han influido en uno de una manera tan distinta al otro si han nacido el mismo día y a la misma hora y en el mismo sitio?

El experimento de los gemelos temporales

La prueba más evidente ha sido el llamado experimento de los "gemelos temporales", durante el cual se estudió el caso de 2 000 bebés nacidos en hospitales de Londres desde principios de marzo de 1958 hasta la actualidad.

El seguimiento de los mismos sobre su dieta, costumbres y personalidad a lo largo de los años ha demostrado (tangencialmente, ya que no era su objeto) que no existía ningún tipo de característica común entre ellos a pesar de poseer el mismo signo y ascendente.

05
de 10

La astrología no está basada en la observación de los astros

astronomía antigua, astronomía en Grecia, astronomía clásica
Recreación de instrumentos astronómicos en Alejandría. J. Planella. Ilustración para "La ciencia y sus hombres", J. Seix Editor. Barcelona, 1879.

En la antigüedad sí que los astrólogos sabían de qué hablaban, conocían el movimiento de los planetas y desde luego sabían señalar cualquier constelación. En la actualidad, la astrología está absolutamente desvinculada de la observación de los astros. Por ello, T. W. Adorno la denominaba "superstición de segunda mano".

Si preguntamos a reputados astrólogos, apenas si son capaces de conocer las constelaciones o la posición de los planetas. El astrólogo moderno no se complica la vida. No introduce terminología de mecánica celeste porque la desconoce. La astrología sirve para afirmar, recomendar o sugerir aquello que el cliente quiere oír sobre su situación personal, sea económica amorosa o de salud.

El astrólogo te dice lo que quieres oír

Como señala el psicólogo Isaac Amigo: "el astrólogo al igual que cualquier político que desee triunfar, ha de prometer algo a cada uno, para lo cual ha de conocer, previamente las preocupaciones más acuciantes de sus clientes".

Además, toda la concepción de la astrología moderna se ha edificado en torno al trasnochado geocentrismo de Ptolomeo y apenas tienen en cuenta los nuevos descubrimientos y realidades de la astronomía.

Ofiuco
Ofiuco o Serpentario en un grabado de Sidney Hall de 1825. Dominio Público

El Sol no transcurre en el cielo por 12 constelaciones, como asegura el zodiaco astrológico, sino por 13 (eso si no contamos Cetus por donde el sol transita apenas un día), por lo cual existe un signo zodiacal que la astrología obvia por razones prácticas: Ofiuco.

No es que resulte de una reinterpretación afectada por la nueva astronomía, no. Los astrólogos desde la antigüedad ya sabían de este fenómeno, pero la utilidad del número 12 era más práctica que la de un impar, número primo y gafe como es el 13.

Precesión de los equinoccios

Recordemos también que la astrología no considera la precesión de los equinoccios (excepto la rebuscada "astrología sidérea o sideral", la anterior a Ptolomeo que instauró la "astrología tropical", más común) o la refracción atmosférica, que sí conocía Ptolomeo.

En efecto, en una nueva contradicción, la astrología ignora la precesión de los equinoccios para levantar horóscopos y adjudicar los signos zodiacales, pero sí utiliza este argumento para hablar de Eras (por ejemplo, la Era de Acuario). Sigue leyendo »

07
de 10

La astrología es incapaz de predecir acontecimientos

Retrato de Benito Xerónimo Feijoo
Retrato de Benito Xerónimo Feijoo por Juan Bernabé Palomino (1781). Dominio Público

En un famoso trabajo (El síndrome de Géminis), los astrónomos Roger Culver y Philip Ianna en 1984, citado por Andrew Fraknoi, registraron 3 011 predicciones astrológicas aparecidas en los medios de comunicación de Estados Unidos entre 1974 y 1979. Tan sólo se consignaron 338 casos de predicciones cumplidas y la mayor parte de ellas estaban formuladas en términos ambiguos.

Sólo un 11% (el azar ya consigue un 20% de aciertos), mientras que en otros estudios de predicciones exclusivamente basadas en el sentido común, la tasa de acierto alcanza el 50%. Es decir el sentido común es más predictivo que la astrología.

El papa Alejandro VI humilló a los astrólogos

Según recoge Isaac Amigo en su ensayo La Coartada de los Astros de 1993, Benito J. Feijóo en su obra Teatro Crítico (1726), ya advertía sobre la escasa fiabilidad de la astrología para predecir el futuro con una anécdota sobre las muertes profetizadas por los estrelleros para el papa Alejandro VI, quien una y otra vez durante varios años burló cada año agoreras predicciones astrológicas sobre su inminente muerte y alcanzó a morir en 1503, cuando los horóscopos anunciaban ya una larga vida.

08
de 10

Utilizan un lenguaje con el que nunca fallan en sus horóscopos

Atlas zodiacal (Harmonia Macrocosmica) de Andreas Cellarius (1661)
Atlas zodiacal (Harmonia Macrocosmica) de Andreas Cellarius (1661) en el que se aprecia la banda zodiacal y la Tierra como centro del universo del sistema ptolemaico. Andreas Cellarius / Dominio Público

Tendemos a creer en los datos que confirman nuestra creencia y olvidar aquellos que la cuestionan.

Se han realizado decenas de experimentos y todos indican lo mismo: los individuos aceptan interpretaciones generales e imprecisas. Aceptan positivamente al astrólogo evaluador al sentirse identificados con lo que escucha y los clientes quieren escuchar ese discurso. Los resultados universalmente validos son más aceptables que los reales.

El Efecto Barnum demuestra que nunca falla un lenguaje ambiguo

Se conoce como efecto Barnum o Forer, el cual explica también la tendencia de los creyentes en astrología a describirse a sí mismos según su signo del zodíaco. Para Isaac Amigo Vázquez, en astrología existe un reforzamiento mutuo que contribuye a explicar la creencia de la población en la astrología, hasta que se lo cree el propio astrólogo.

Ofrece consejos del tipo "tenga cuidado cuando viaje que se presagian riesgos de accidentes". Si hay accidente acierta, y si no lo hay también.

No es de extrañar que después de valorar todas sus investigaciones M. Gauquelin asegurara en 1967 que "quienquiera que se diga capaz de predecir el porvenir consultando las estrellas se está engañando a sí mismo o está engañando a los demás".

09
de 10

Olvídate de encontrar pareja por tu signo astrológico

Amor y astrología
Amor y astrología. Pixabay. Dominio Público

La astrología no va a decirte cómo será tu mejor pareja.

Uno de los aspectos más populares de la astrología es la de que tu signo del zodíaco debe armonizar con otro signo para una relación más feliz. Ya se lo preguntaba el propio Carl Gustav Jung (que creía en el valor arquetípico de los signos del zodiaco, un argumento muy usado en la actualidad por los astrólogos), quien estudió los casos de cientos de parejas y no pudo encontrar una evidencia clara de que la fecha del nacimiento propicie que encuentres a una pareja adecuada.

Al menos, no más que entre gente no escogida con la condición de afinidades astrológica.

El signo del zodiaco no influye en el matrimonio

Al mismo resultado llegó el psicólogo Bernard Silverman, de la Universidad de Michigan, quien estudió la compatibilidad o incompatibilidad de sus signos zodiacales en 2978 parejas casadas y 478 divorciadas entre 1968 y 1969.

Otro estudio estadístico de la Universidad de Manchester (2007) sobre el censo británico de 2001 con 10 millones de matrimonios demostró que no existe una influencia del signo zodiacal en el matrimonio, que no existen signos más compatibles que otros.

10
de 10

No existe un solo tipo de astrología

Astrólogo con carta natal
La astrología se divide en muchos tipos. Dominio Público. Ricardo de Robina

La astronomía es una ciencia sólida que lo mismo sirve en Berlín o en Pekín, pero la astrología moderna es un pandemonium de ideas dispersas y muchas veces opuestas. Aunque a ojos del profano, la astrología aparece como un cuerpo doctrinal único y serio, lo cierto es que existen casi tantos tipos de astrología como astrólogos. 

R. W. Bastedo (An empirical Test of Popular Astrology, 1978), citado por Miguel Ángel Sabadell, demostró que los astrólogos fueron incapaces de señalar uniformemente las características propias de cada signo del zodiaco. Cada uno desarrolló su propia gama de atributos para cada signo. Consultó todas las escuelas astrológicas en la zona de la bahía de San Francisco (que son muchas) y reunió un total de 2 375 adjetivos para esos atributos de signo, pero sólo 30 eran citados por dos o más escuelas.