10 razones para tener un huerto familiar

Beneficios para toda la familia

Tomates de huerto
Elizabethsalleebauer

Tener un huerto familiar no es difícil. Puedes partir con un simple huerto de hiervas en maceteros pequeñitos, cuando tengas más confianza plantar tomates, y cuando te sientas lista hacerte parte de un huerto comunitario o crear tu propio huerto en tu hogar (puedes hacerlo en cualquier espacio, hasta en un balcón!). Deberás leer e investigar un poco pero ya verás como hacer un huerto familiar será una actividad que vale todo tu tiempo y esfuerzo.

Aquí hay algunas de las razones por las cuales tu familia se beneficiaría con un huerto familiar:

  1. Pasarás más tiempo en familia: El huerto es responsabilidad de todos y hasta los más pequeños pueden ayudar, moviendo la tierra, sacando maleza, regando y cosechando.
  2. Los niños comerán más frutas y verduras: Está comprobado que si los niños tienen cercanía a un huerto y ven cómo los alimentos crecen, serán más propensos a probar y disfrutar dichos alimentos.
  3. Ahorrarás dinero: Un paquete de semillas de tomates vale sólo un par de dólares y con sólo medio paquete podrás alimentar a tu familia por cinco meses.
  4. Es 100% local: Probablemente habrás escuchado que comiendo local ahorramos la energía que usa para transportar los alimentos de un lugar a otro. Si el huerto está en tu propio jardín, el gasto energético por causa de transporte disminuye a 0.
  5. Es una razón más para que los niños estén al aire libre: Muchos padres luchamos por mantener a nuestros hijos lejos de la televisión, videojuegos y computadoras, y tener un jardín es una gran alternativa a la pantalla.
  1. Es una gran herramienta educacional: Si le preguntas a los niños de dónde viene la comida, la respuesta más común será: del supermercado. La verdad es que en el día de hoy la percepción que tienen los niños es que toda la comida sale de una caja de cartón. Con un huerto le enseñarás a tus hijos el verdadero origen de la comida.
  1. Reduce el stress: La horticultura es usada como terapia, especialmente para adultos mayores. En el huerto se viven momentos tranquilos y silenciosos que te conectarán con la naturaleza y tendrán múltiples beneficios para tu salud.
  2. Tú decides si quieres utilizar fertilizantes y pesticidas: Si optas por un huerto orgánico tendrás la seguridad de que el alimento es libre de químicos. Además, tus alimentos serán siempre regados con agua limpia.
  3. Comerás los alimentos más frescos: Sabías que pueden pasar meses entre el momento en que algunas frutas salen de los árboles de origen y el día en que llegan a tu mesa? Por esta misma razón, los alimentos de tu jardín tendrán un gran sabor y aroma.
  4. Sentirás la satisfacción de cosechar tu propia comida: Vivimos en un mundo donde la rapidez y lo instantáneo mandan, entonces el observar todo el proceso de crecimiento de una semilla puede ayudar a tus hijos a cultivar aptitudes como la paciencia y ver que todo trabajo da fruto.

¿Te animaste?, entonces revisa estos links que te ayudarán a crear tu propio huerto familiar:

  • Cómo comenzar un jardín de hierbas