Diez palmeras para la casa

Aprende a escoger las mejores palmeras para tu hogar

Nada más elegante y fácil de mantener en el jardín que una palmera. La mayoría de las palmeras se destacan por su altura y sus formas estilizadas. Además cuentan con una enorme corona de pencas que las hace ideales para los diseños paisajistas.  

Aunque todas las palmeras pertenecen a la familia de las Arecaceae, existen más de 2.500 especies. De esto que cada especie puede variar en su aspecto físico y en cuanto a su tolerancia al calor y al frío. Como plantas tropicales la norma general es que la mayoría prefiera los climas húmedos y bien soleados, pero existen especies que pueden prosperar en zonas con inviernos moderados.

Generalidades

Se puede decir que las palmeras se dividen en tropicales y desérticas. Las primeras son adecuadas para el interior de la casa, donde haya humedad y no sol directo; esto porque las especies tropicales están en bosques y selvas tupidos donde no reciben sol directo constantemente. Las palmeras desérticas son las que están acostumbradas al calor y al sol directo, de ahí que sean ideales para exteriores y jardines. Aún así hay que tener en cuenta que las palmeras desérticas,como las palmeras de dátiles, reaccionan mal a las heladas.

A continuación aparece una lista de palmeras que son ideales para decorar jardines, y otras para decorar los interiores de la casa. 

01
of 10

Palmera pinta labios o cera roja

Palmera pinta labios
Palmera pinta labios. Getty Images

La palmera pinta labios se le llama así por el color de sus troncos., de un rojo intenso y bien llamativo. Su nombre botánico es Cyrtostachys renca y es nativa de Malasia. Es una planta de crecimiento lento y necesita mucha humedad en el terreno y el medioambiente, además de una temperatura que nunca caiga por debajo de los 40F (4 C). Puede alcanzar una altura de 50 pies en su ambiente natural pero de 25 a 30 en jardines. 

Esta palma es ideal para plantar al pie de estanques o al borde de lagos porque requiere de mucha agua. También es importante aclarar que esta palmera no se lleva bien con vientos fuertes. 

02
of 10

Palmera triangular

Palmera triangular
Palmera triangular. Getty Images

La Dypsis decaryi es una palmera muy elegante, ya que sus pencas parecen formar triángulos en su copa. Es una especie original de Madagascar y puede crecer hasta los 50 pies en su ambiente natural. En ambientes controlados rara vez alcanza una altura de ese tipo, pero crece fácilmente en ambientes húmedos, donde se puede apreciar en pleno la forma de la que toma su nombre. Esta palmera prefiere el sol y al agua, aunque puede sobrevivir sequías ocasionales o falta de luz directa diaria. 

Esta palmera crece bien en el ambiente adecuado pero tiene problemas cuando se transplanta de un lado a otro. Da frutos comestibles pero estos son poco conocidos y no se comercializan. 

03
of 10

Palmera areca

Palmera areca
Palmera areca. Getty Images

La palmera areca, Dypsis lutescens, es una especie nativa de Madagascar y del sur de India, pero que se transplantó muy bien a islas del caribe. Esta palmera puede crecer muy bien tanto en exteriores como interiores y alcanza hasta 30 pies de altura. Es ideal para espacios grandes como corredores o salones de exposición mientras que las temperaturas no sean menores a 55F (12 C). Requiere de sol y de mucha agua, pero con estos cuidados mínimos se mantiene muy bien todo el año. Esta palmera forma varios troncos desde su centro y se le reconoce por la abundancia de sus pencas. 

04
of 10

Palmera de dátiles

Palmera de dátiles
Palmera de dátiles. Getty Images

Su nombre botánico es Phoenix dactylifera, y tiene su origen en Africa. Son palmeras muy altas, de hasta 75 pies de altura, y de un solo tronco derivan múltiples ramas. Estas palmeras necesitan temperaturas de más de 20 F(-20 C) y para sobrevivir necesitan días con mucho solo y calor. 

Aunque es una palmera muy bella y elegante, muchas personas prefieren no utilizarla ya que sus frutos suelen atraer diferentes especies animales e insectos al jardín. Dichos frutos se conocen como dátiles y aparecen registrados como alimento tradicional en la era de los antiguos egipcios.

Estas palmeras pueden demorarse entre cuatro y ocho años antes de producir frutos y una de estas palmeras ya maduras puede producir hasta 300 libras de dátiles en una época de cosecha. 

05
of 10

Palmera de abanico chino

Palmera abanico chino
Palmera abanico chino. Getty Images

La Livistonia chinensis es nativa de Asia y se puede mantener en interiores como en exteriores. Prefiere la luz solar fuerte pero de forma indirecta o difuminada. Pueden crecer hasta 50 pies de altura y sus ramas con forma de abanico abarcar hasta 12 pies.

Esta es una planta muy fácil de cultivar y es muy socorrida por arquitectos paisajistas en todo el mundo, pero necesita de temperaturas estables de entre 55 y 60 F (13-16 C). Por eso se recomienda, si las palmeras están en el interior, mantenerlas alejadas de ventilaciones de aire acondicionado o calefacción porque los cambios de temperatura generan efectos adversos. 

Importante limpiar las hojas a menudo para librarlas de insectos y ácaros. 

06
of 10

Palmera cola de pescado

Palmera cola de pescado
Palmera cola de pescado. Getty Images

Esta palmera, Caryota urens, es netamente tropical y por ende prefiere los lugares con buena humedad y calor. Muchas personas deciden tenerlas dentro durante las temporadas de frío y dejarlas fuera en los meses de primavera y verano. En general la palmera no puede sobrevivir por debajo de los 45 F (7 C), y requiere de días de entre 70-80 F (21-27 C) y noches de 60 F (15 C).

En cuanto a la luz esta puede vivir bajo pleno sol o bajo luz indirecta. Es una planta muy decorativa, ya que sus hojas asemejan la cola de un pez. Esta palmera requiere de mucha humedad y por esto se aconseja un rociarla con spray con agua varias veces al día o poner un humidificador cerca. 

Ten en cuenta que sus semillas pueden ser muy irritantes sobre la piel humana. 

07
of 10

Palmera de coco

Palmera de cocos
Palmera de cocos. Getty Images

La Cocos nucifera es muy popular por sus sabrosos frutos o cocos y porque se da muy bien en todas las regiones tropicales .Esta planta crece en casi cualquier tipo de terreno y lugares con buen sol, aunque ideal es plantarla en un terreno arenoso y bien soleado. 

Estas palmeras crecen muy bien pero requieren de mucha agua y fertilizante, además de temperaturas cálidas. Si se planta la palmera dentro del hogar ésta puede quedar fuera en el verano pero debe entrar en el invierno y estar lejos de fuentes de frío o calor como ventiladores o radiadores de calor.  

 

08
of 10

Palmera majestad

Palmera río
Palmera río. Getty Images

La Ravenea rivularis es una planta sumamente elegante y de crecimiento lento. Originaria de Madagascar esta planta requiere de mucho cuidado para florecer, pero se le usa en general para interiores debido a crece despacio. En su ambiente originario puede alcanzar los 80 pies de altura con ramas que abarcan hasta 8 pies. 

La palmera majestad se puede mantener en interiores con luz fuerte o en exteriores bajo el sol, y necesita de humedad constante en el suelo para evitar que las hojas se tornen amarillas. Esta planta es ideal para decorar en casas y oficinas, sobre todo en lugares con un buen patio interior. 

09
of 10

Palmera cola de zorro

Palmera cola de zorra
Palmera cola de zorra. Getty Images

La Wodyetia bifurcara es una palmera nativa de Australia y se puede cultivar en casi cualquier tipo de terreno, siempre y cuando este mantenga un buen drenaje. Las bondades de esta palmera radican en que crece rápido, es resistente a las plagas y soporta bien la sequía; además se limpia sola, dado que las hojas secas se caen naturalmente dando lugar a las nuevas.

Sus pencas son muy atractivas ya que parecen enormes colas de zorra y crece bien en interiores soleados así como en interiores con sombra. Esta palmera tiene un crecimiento bastante rápido, por lo que es bueno proveerle adecuados fertilizantes. 

10
of 10

Palmera Real

Palmera real
Palmera real. Getty Images

La Roystonea regia, es originaria de América Central y el Caribe. Su nombre lo dice todo, ya que en altura y elegancia ninguna otra le gana. De esta palmera se obtiene paja, madera para construcción y ciertas sustancias que se utilizan en la medicina alternativa, especialmente diuréticos. 

Esta palmera es la planta nacional de Cuba, y alcanza hasta 98 pies de altura (30 metros). Da frutos y flores que consumen pájaros y murciélagos.

Son propensas a las plagas y a las deficiencias de minerales, pero con cuidados adecuados estas plantas pueden crecer saludablemente en jardines. Es importante recordar que no resisten vientos fuertes.  

 

Las palmeras y el jardín

Las palmeras son ideales para darle altura al jardín sin ocupar tanto espacio, como por ejemplo el que necesitaría un árbol para estirar sus ramas. Otra ventaja es que las palmeras son bastante autosuficientes y la mayoría puede tolerar hasta temporadas de sequía. En lugares más fríos, lo ideal es mantenerlas en tiestos y entrarlas a un lugar cálido durante el invierno.