10 monstruos famosos en la historia del mundo (primera parte)

Huéspedes a veces indeseables de la humanidad.

Monstruos hay por miles; existen en el fondo de la conciencia humana y quizás se esconden en rincones inexplorados o inaccesibles del mundo, o tal vez habitan en nuestro vecindario sin que nos percatemos de ello. Aquí va una lista con lo más granado de esa fauna inquietante y a la vez extremadamente atrayente.
01
de 05

El vampiro

Foto: Rama

Quizás se trate del monstruo por excelencia: una criatura que se alimenta de sangre humana, puede cambiar de forma a voluntad (pero limitadamente), puede transformarse en un hombre lobo en ocasiones, disfruta del don de la inmortalidad. El vampiro no debe temer a las armas humanas; tan sólo es vulnerable a pocas cosas, tales como los símbolos religiosos, las afiladas estacas, la decapitación y el ajo. Su única gran desventaja es su incapacidad para resistir la luz solar, lo cual lo convierte en un obligado habitante de la noche.

02
de 05

El hombre lobo

Foto: Vassil

También llamado licántropo (lobo-hombre)se trata de una de las metamorfosis más conocidas en el universo de lo oculto. Posee una relación muy especial con la luna llena, a la que debe la génesis de su transformación. A diferencia del vampiro, no teme a la luz solar ni a los símbolos religiosos, pero le es mortal el contacto con la plata, en cualquiera de sus versiones, particularmente si se ha forjado una bala destinada a acabar con él.

03
de 05

Frankestein

Foto: Liftarn
Originalmente un personaje sin nombre en la novela Frankestein, o el moderno Prometeo, de Mary Shelley, toma su apelativo de su creador, el malhadado doctor Frankenstein. Esta criatura representa uno de los anhelos más profundos de la humanidad: así como el vampiro delata la sed por la vida eterna y el hombre lobo es el retorno a lo salvaje, Frankestein representa la posibilidad de imitar a un creador divino y fundar vida a partir de la materia inerte. También es una advertencia contra los peligros de la utilización desmedida de la técnica y la probable rebelión de las criaturas contra sus hacedores.
04
de 05

El zombie

Foto: Jkelly

En sus inicios, el zombie era simplemente un cadáver que ha sido devuelto a la vida por medio de una operación de brujería, hecho que lo asemejaba al aún más terrorífico gul . El epicentro de la cultura zombie era el Caribe, y más especialmente Haití. A partir de la segunda mitad del siglo XX, la cinematografía cambió el mecanismo de reproducción del zombie y lo asimiló al del vampiro: ya no se trata de hechicería, sino de la mordedura, como lo atestiguan cientos de películas de este siempre creciente género. De constituir una criatura sin voluntad al servicio de un brujo, el zombie ha evolucionado hasta llegar a ser un peligroso adversario del ser humano, casi indestructible, casi inmortal y dotado de voluntad propia.

05
de 05

El dragón

Foto: JasonAQuest
Si bien en la China se lo conoce como un símbolo de buena fortuna, el dragón ha sido en Occidente un símbolo de maldad y de destrucción. Descendiente directo de la serpiente del Jardín del Edén que provocara la caída de Adán, el dragón significó (y quizás lo siga haciendo, si es que tienen razón los criptozoólogos que le adjudican existencia veraz) un problema a vencer para el caballero medieval. Una interesante teoría sostiene que el dragón ha sido hasta hace poco un animal de carne y hueso, extinto por la mano del hombre en el Medioevo, pero que tal vez se las haya arreglado para sobrevivir oculto en rincones inaccesibles del globo. Te esperamos en la segunda parte.