10 mitos de las enfermedades/infecciones de transmisión sexual

Los mitos que rodean las ETS/ITS están fundados en la desinformación.

Revisa los 10 mitos más comunes sobre las enfermedades E/ITS. Foto © | McMillan Digital Art | Getty Images

Las enfermedades/infecciones de transmisión sexual (ETS/ITS) pueden ser notorias o no. Puede ser que no te des cuenta que tienes una hasta que se te manifieste con alguna complicación médica (ya sea en meses y en algunos caso años). Es muy importante que cuentes con la información precisa para que puedas protegerte del contagio.

Estos son los mitos más comunes:

No te puedes contagiar si practicas sexo oral o anal.
El sexo oral y anal puede llevar al contagio de una ETS/ITS.

De la misma forma que al practicar sexo vaginal, si en el acto sucede alguna rasgadura (que en la mayoría de los casos ni cuenta te das) tu cuerpo se encuentra en la posición más vulnerable de contagio.
Respecto al sexo oral; si al lavarte los dientes alguna vez has sangrado, ese tipo de heridas abiertas son las que representan "la entrada" a la infección.
Con el sexo anal sucede de manera similar, puedes tener heridas provocadas por el mismo sexo. De hecho, los hombres homosexuales pertenecen a uno de los grupos de mayor alto riesgo según los Centros de control y prevención de enfermedades de los Estados Unidos.

Si yo o mi compañero sexual tuviéramos un ETS/ITS se nos notaría
Muchas de estas enfermedades no dan signos. La clamidia, la gonorrea, el herpes genital, la hepatitis B y el VIH/SIDA son solo algunos de los ejemplos de enfermedades que no muestran síntomas al inicio de su infección.

En el caso de las mujeres muchas veces los síntomas son confundidos por infecciones vaginales o del tracto urinario.
Inclusive, a algunas personas con VIH/SIDA los síntomas pueden tardar hasta 10 años en manifestarse.

• No puedo contagiarme por contacto de piel

Eso es cierto para algunas ETS/ITS. La sífilis y el herpes son del tipo de enfermedades que se transmiten por contacto de piel a piel, incluso cuando no haya erupciones o brotes visibles.

• Solo la gente promiscua se contagia
La abstinencia es una manera de protegerte de las ETS/ITS. La cuestión es que la abstinencia significa cosas muy diferentes para distintas personas.

Hay quienes no consideran que el sexo oral o la masturbación mutua sean sexo (ambos lo son). Hay quienes al dejar de ser sexualmente activos por un periodo de tiempo lo consideran abstinencia. Se es abstinente al evitar cualquier tipo de contacto sexual con otra persona en mucho tiempo. De este modo, aunque no tengas (o tus compañeros sexuales) muchas parejas, puedes correr el riesgo de contraer una ETS/ITS.

• La primera vez no me puedo contagiar
Mientras tengas relaciones sexuales (vaginal, oral o anal) con otra persona que tenga una ETS/ITS, corres el peligro de contagiarte. Lo mismo sucede con el embarazo. Con un solo encuentro sexual de tipo vaginal te puedes embarazar, no importa qué número de vez sea.

• Al practicar sexo en una alberca o un jacuzzi el cloro mata la infección / Me puedo infectar si estoy en una alberca o jacuzzi que alguien con alguna ETS/ITS usó
El cloro no mata los parásitos, bacterias o virus que provocan las ETS/ITS.

Si así fuera, serían parte de los tratamientos y el mundo, en general, no estaría tan preocupado por éstas.
Por otro lado, aunque el cloro y los químicos con los que se tratan las albercas no pueden matar las los microorganismos que causan las ETS/ITS tampoco pueden ser transmitidos sin contacto sexual o haber sido expuesto a instrumentos médicos, como agujas, que estén contaminados.

• Me puedo contagiar usando un baño público

Esto de seguro lo habrás escuchado muchas veces desde niño y no solo sobre las ETS/ITS. La verdad es que los asientos de los baños no proveen el ambiente propicio para que sobrevivan los organismos que contagian las ETS/ITS. No te puedes contagiar sentándote en un baño público.

• Hay cura para VIH/SIDA
Por una parte, aun no existe una vacuna para el VIH/ SIDA y por otra, tampoco existe, hasta el momento, cura.

Este mito ha tomado fuerza en los últimos años gracias a que la medicina ha avanzado lo suficiente como para mejorar la calidad y alargar la vida de las personas con esta enfermedad.

• Si ya me dio una ETS/ITS ya no me puede dar
Las ETS/ITS son reincidentes. No son como las paperas o el sarampión que en la mayoría de los casos solo dan una vez en la vida.
Al contrario, si ya has tenido una ETS/ITS alguna vez tu riesgo de contagio es aún mayor.

• Cuando necesite una prueba de ETS/ITS mi médico me lo hará saber
Aunque algunos médicos incluyen dentro de su práctica prueba y detección de ETS/ITS , no todos lo hacen. En muchos casos, los doctores se esperan a que el paciente muestre algún tipo de inquietud. Está en tu poder pedir las pruebas.

En resumen, las únicas formas de evitar contagio son la abstinencia y el uso del condón. Sea cual sea la que elijas, comprométete, ya que ambas opciones requieren consistencia.

Fuentes:

American Social Health Association: Getting Tested for STDS/STIS. Recuperado el 17 de marzo de 2012
Centers for Disease Control and Prevention: Sexually Transmitted Disease Surveillance, 2010 Report. Recuperado el 17 de marzo de 2012
Nemours Foundation: 5 mitos sobre las ETS. Recuperado el 17 de marzo de 2012

Quiz