10 hombres que no te convienen si buscas una relación seria

Hombre narcisista
Cuidado con los narcisistas. Guido Mieth

Si estás soltera y quieres encontrar a un hombre con el que tener un futuro en común, es hora de que aprendas a seleccionar muy bien a quién le entregas tu energía y tu atención. Es importante aprender a reconocer cuándo un hombre está listo para una relación de pareja. Pero no lo sabrás si antes no haces un trabajo previo para eliminar de tu vida las relaciones o amistades que no te van a conducir a una relación con compromiso.

 

Así, antes de convertirte en el “target” de los hombres que están disponibles, comienza por aprender a identificar a los que no lo están. Te evitarás muchas lágrimas, sufrimiento y pérdida de tiempo y energía. Estos son los 10 hombres que no te convienen si buscas una relación seria:

1. El recién divorciado. No hará más que hablarte de su ex o compararte con ella en silencio. Querrá que seas su paño de lágrimas o una compañera sexual, pero después pondrá distancia con la excusa de que todavía no se ha recuperado. Huye de él si no estás dispuesta a convertirte en un felpudo o a pasarte los días a la sombra de otra mujer.

2. El que se divorció hace un año.Todavía no está curado y te tratará como a una amiga asexuada o como a una mantis religiosa que (en su imaginación) quiere devorarle. Ambos extremos resultan bastante desagradables para una mujer fabulosa con ganas de emparejarse.

3. El casado supuestamente infeliz. Ya sabes, te vas a tomar algo con él después del trabajo y sin darte cuenta, te encuentras escuchando que su mujer no le escucha ni le comprende, pero tú eres diferente.

Esta escena es un clásico, pero ten cuidado: aunque creas que no, si él es atractivo, te lleva a cenar a un sitio elegante y te excedes con el vino, puedes caer hechizada. Lo malo es que podrías quedarte atrapada en ese estatus de “la otra” durante los mejores años de tu vida.

4. El cuarentón en crisis. Esta etapa es peligrosa porque está redefiniendo sus valores y su estilo de vida, y puede que cuando salga de la oscuridad haya decidido que quiere renovar su vida por completo, incluida la pareja.

Tú formarás parte de lo viejo y te dejará tirada para que no se lo recuerdes. ¡Vete antes!

5. El hombre que te dice que no está preparado o no sabe lo que quiere. Recuerda siempre que ellos son muy claros y directos cuando hablan. Lo que dicen es lo que quieren decir. El problema es que nosotras escuchamos lo que queremos, o pensamos en silencio que ya les cambiaremos.

6. El hombre femenino. Ten cuidado con los hombres “muy sensibles” o “artistas” que solo buscan que tú le des algo (cariño, comprensión, comida caliente, sexo) pero ellos no dan nada a cambio. Este es un comportamiento infantil que te resultará muy frustrante. Los niños reciben y hacen travesuras, mientras que los verdaderos hombres dan, proveen y protegen.

7. El que “te quiere mucho” pero “no está enamorado de ti”. Te está diciendo claramente que le importas, pero te ve como a una amiga porque no despiertas en él sentimientos románticos. Lo mejor que puedes hacer es rendirte y buscar lo que necesitas en otro sitio.

8. El adicto al trabajo. No tiene tiempo para romances porque está ocupado construyendo su carrera. Esto puede ser muy frustrante si tiene éxito y dinero en su trabajo, pues tú estarás preparada para crear un hogar y él te pondrá la miel en los labios… pero solo para dejarte muerta de hambre.

9. El eterno adolescente. Es sexy, impredecible, descarado… Ah, el atractivo del boy toy. Pero no le busques para tener una relación romántica. Es estupendo como amante porque te devolverá la excitación de la adolescencia, pero desastroso como pareja.

10. El Don Juan. Las palabras tienen la capacidad de enamorar a las mujeres, y los hombres seductores lo saben muy bien. Pero no te creas las palabras bonitas si no están acompañada de acción. Este tipo de hombres que regalan los oídos y luego no actúan son narcisos a los que les encanta escucharse a sí mismos, pero no tienen ni remota intención de cumplir sus promesas.