10 errores en LinkedIn

LinkedIn como herrmamienta de búsqueda de trabajo

Linked se ha convertido en una de las herramientas laborales más usadas, no solo por los buscadores de empleo, sino también por reclutadores y empresas en general. Pese a su popularidad, muchos buscadores siguen cometiendo errores básicos a la hora de elaborar su perfil. 

Perfil sin foto.- Sección dedicada a tu foto de perfil.

Lo que el empleador percibe: Falta de atención a los detalles y descuido en general.

Si no tienes interés por colocar una foto en tu perfil, ¿por qué te voy a dedicar mi tiempo en revisar tu perfil?

Qué hacer: Utiliza una foto (si puede ser profesional) que transmita la imagen deseada. Cuanto más conservadora sea tu industria, más conservadora debe ser la foto. Preferiblemente, utiliza fotos de retrato de la máxima calidad (sin pasarte del tamaño recomendado por LinkedIn) donde se te vea nítidamente.

Dirección URL.- La configuración inicial de LinkedIn te asigna una dirección URL generada por computadora que contiene números al final. LinkedIn te ofrece la oportunidad de personalizar esa dirección.

Lo que el empleador percibe: Falta de atención al detalle. Una dirección generalizada significa una falta de profesionalidad al utilizar esta red.

Qué hacer: Entra a editar tu perfil y selecciona dirección URL. Ahí tienes la oportunidad de utilizar tu nombre y apellidos.

Recomendaciones.- Sección dedicada a incluir recomendaciones que otros hagan sobre tu trabajo.

Lo que el empleador percibe: La falta de recomendaciones en tu perfil significa que nadie tiene nada bueno que decir de tu trabajo. No te consideraré para ninguna posición a menos de que tengas varias (3 es el mínimo para completar el perfil).

Qué hacer: Contacta con antiguos jefes o compañeros de trabajo para requerir una recomendación.

Cuando te comuniques con estos contactos, intenta especificar el trabajo que buscas para que escriban una recomendación con ese trabajo en mente. Si es necesario, recuérdales algunas de las labores y logros mientras trabajaste con ellos.

Perfil incompleto.- LinkedIn te proporciona el porcentaje de tu perfil que has completado. Nada por debajo del 100% se considera aceptable si de verdad quieres encontrar trabajo en esta red.

Lo que el empleador percibe: Falta de compromiso en el uso de LinkedIn. Si no completas tu perfil, probablemente no terminarás ninguno de los proyectos en nuestra compañía.

Qué hacer: Revisa tu perfil asegurándote que has llenado todas las secciones.

No participar en grupos.- La sección de grupos en LinkedIn te permite relacionarte con grupos afines con tus intereses y en tu industria. Existen múltiples grupos por industria.

Lo que el empleador percibe: No hay compromiso ni pasión por la industria en la que deseas trabajar. Si exhibieras pasión, participarías en algunas de las discusiones que ocurren dentro de esta red.

Qué hacer: Elige dos o tres grupos con gente de tu industria y participa activamente en las discusiones.

Aceptar invitaciones automáticamente.- Muchos usuarios envían invitaciones a todo el que se le cruza por el camino.

Estas invitaciones representan la oportunidad de conectar con alguien nuevo.

Lo que el empleador percibe: El número de conexiones de LinkedIn suele representar un aspecto positivo. Aunque demasiadas conexiones no relacionadas con tu industria pueden enviar el mensaje de que lo único que te interesa es la cantidad y no la calidad.

Qué hacer: Analiza detenidamente cada invitación para asegurarte que existe una afinidad entre esa persona y tu perfil.

Ignorar perfiles corporativos.- LinkedIn incluye un espacio para empresas, donde se incluyen noticias corporativas y anuncios de trabajo.

Lo que el empleador percibe: Si de verdad quieres un trabajo en mi empresa, deberías aparecer en mi página de LinkedIn.

Qué hacer: Selecciona varias empresas en las que te gustaría trabajar y visita sus perfiles en LinkedIn para mantenerte informado.

Venderte.- A través de las secciones de forums, grupos, preguntas, y otras, el usuario de LinkedIn puede sentirse tentado a venderse de una manera muy agresiva.

Lo que el empleador percibe: Quieres recibir pero no das nada a cambio.

Qué hacer: Evita pedir trabajo públicamente o invadir espacios en LinkedIn promocionando tu página personal.

Sumario.- Espacio dedicado a resumir escuetamente tus fortalezas y áreas de interés. Similar al sumario incluido en tu resume.

Lo que el empleador percibe: Si no llenas el sumario significa falta de claridad en tu estrategia de búsqueda de trabajo.

Qué hacer: Toma el tiempo de reflejar tu estrategia y fortalezas en tu sumario. LinkedIn te ayuda con ejemplos para que seas capaz de completar esta sección.

Ignorar la sección de respuestas.- Área dedicada a hacer preguntas a los usuarios de LinkedIn, desde cómo crear un resume hasta ayuda para encontrar candidatos a un puesto de trabajo.

Lo que el empleador percibe: No sabes utilizar los recursos disponibles en esta red. Seguramente, no podrás emplear todos los recursos disponibles si te ofrezco un trabajo.

Qué hacer: Regularmente, visita la sección de preguntas para ver de lo que se habla en tu industria. Incluso atrévete a hacer preguntas relacionadas con temas de interés en tu industria o incluso preguntas sobre tu búsqueda de trabajo (sin pedir trabajo).

Foto @ Jeffrey Coolidge