10 Entretenidos Juegos con Agua

Entretención familiar para tus días de verano

Juegos con agua para hacer en casa
Jaime Grill for Getty Images

No hay nada mejor para las calurosas tardes de verano que los juegos de agua. Los niños se divertirán y refrescarán al mismo tiempo.

  1. Globos de agua voladores: llena de agua pequeños globos y deja que tus hijos se los tiren unos a otros. La idea es que el globo no caiga al suelo. También puedes utilizar bates de béisbol y pretender que el globo es la pelota. El globo probablemente se romperá al momento del golpe y el bateador quedará todo mojado. ¡Perfecto juego de verano!
  1. Hielos de colores: en tu bandeja de hielos, mezcla agua y colorantes de comida. Déjalos congelar y úsalos para darle un toque colorido al agua que beben en la cena o para darle color al agua de la piscina de niños. Este juego no es recomendado para niños pequeños.
  2. Deslizador: Compra un rollo de plástico grueso (lo venden en tiendas como Home Depot y valen aproximadamente 30 dolares), déjalo en una superficie blanda (pasto, arena) y llénalo de jabón y agua. Si hay una colina, monte o desnivel puedes usar el plástico como tobogán, y si la superficie es plana, puedes usarlo para jugar y deslizarte. Agrega más jabón y agua cada 20 minutos para mantener el plástico resbaladizo.

  3. Regador de plantas: No necesitas una regadera especial para tus hijos. Puedes llenar cualquier tipo de botella y dejar que ellos la usen para regar las plantas del jardín. Para hacer la tarea un poco más difícil, deja el agua en cubo grande y haz que ellos mismos llenen las botellas con agua y luego rieguen las plantas. Cuando el agua de la botella se termine, pueden volver al cubo y llenarla nuevamente.

  1. Limpiador de juguetes: Busca todos los juguetes de plástico de tus hijos y llena una bañera de bebé con agua. La tarea/juego de los niños es limpiar todos los juguetes uno por uno. Este juego debe estar siempre supervisado por un adulto y es recomendable hacerlo fuera de casa con el fin de disfrutar el agua que cae y moja a los niños.

  1. Agua de un lugar a otro: Busca embudos, ollas, botellas, batidores, coladores y distintos materiales de cocina. Déjalos junto a un cubo con agua en una mesa exterior o en el césped, y sin darles instrucciones, ve cómo los niños mueven el agua de un lugar a otro. Este juego es muy bueno para que los niños aprendan la función de distintos utensilios de cocina y desarrollen la motricidad fina.

  2. Tesoro congelado: Este juego hará que los niños usen su ingenio para recuperar objetos y juguetes atrapados en un bloque de hielo. Es una actividad refrescante y entretenida que a los niños les encantará.

  3. Colorea con pintura de hielos: En cada sección de la bandeja de hielos pon una cucharadita de pintura líquida (témpera) y luego agrega agua. Deja que la mezcla se congele y luego utiliza estos cubos de hielo para colorear una hoja.

  4. Carrera con vasos de agua en la cabeza: LLena vasos plásticos con agua y haz que los niños intenten llegar de un lugar a otro sosteniendo los vasos en su cabeza. El primero que llega a la meta gana, pero hay que tener cuidado ya que si van muy rápido el vaso se puede caer y mojar al participante.

  5. Esponja mojada: Para este juego se necesitan al menos dos niños, un cubo para cada uno y una esponja. Cada uno debe tener un cubo con agua en el que debe llenar de agua la esponja antes de tirársela al otro participante. Si la esponja toca el suelo el participante pierde. Lo entretenido de este juego es que aunque las esponjas absorben agua, al ser tirados de un lugar a otro van a salpicar de agua a quien la está recibiendo, haciendo más difícil atraparla y por supuesto mojando a todos.

    Advertencia: Por existir peligro de ahogo, todos estos juegos deben ser supervisados por un adulto. Además, recomiendo hacer todas estas actividades al aire libre con el fin de disfrutar la ropa mojada y el agua por todas partes.