Qué es la metáfora y algunos ejemplos para niños

Enseñar el uso correcto de la metáfora a los más pequeños

La metáfora es una figura retórica en la que dos términos se relacionan gracias al uso del sentido figurado y del sentido literal. Por ejemplo en la frase "su sonrisa es un sol" bien podría haberse escrito “su sonrisa es bonita," pero se usa "sol" en sentido figurado para significar que la "sonrisa," en sentido literal, es tan luminosa y espléndida que pareciera brillase como el sol. Allí radica la función de la metáfora, la de enriquecer el lenguaje, utilizando unas expresiones para transmitir una idea que se relaciona con ese término que deseamos reemplazar. La finalidad básica de la metáfora es, en pocas palabras, utilizar una palabra o frase en lugar de otra para enriquecer su significado y generar una imagen en el escucha o lector mucho más impactante. Recuerda que la metáfora puede usarse tanto como para elogiar a alguien como parar burlarse o agredir. 

Una forma en la que los más pequeños pueden aprender en qué consiste esta figura literaria es mostrándoles ejemplos de frases típicas y cotidianas en donde se la utiliza. Para saber más, se recomienda leer los tipos de metáforas y estudiar la lista de los 100 ejemplos cortos de este recurso retórico. A continuación, se describe una lista de las más comunes, con una breve explicación de su sentido.

01
de 10

Ejemplo 1: "Mi hija se está convirtiendo en una bella mariposa"

Ella es una mariposa
Alejandra_Mavroski/flicrk

El término "hija" se usa en sentido literal mientras que el término "mariposa" se usa en sentido figurado. En este caso, una madre dice que su hija es una mariposa, con la intención de resaltar la belleza de la muchacha, ya sea en su aspecto físico o en su comportamiento. También puede significar que su hija está saliendo de una transición de niña a joven (de oruga a mariposa) y ahora que ya no es una niña es una joven preciosa, como una mariposa. 

02
de 10

Ejemplo 2: "Mi tiempo vale oro"

Reloj de oro
Tawan Chaisom/EyeEm/Getty Images

El término "tiempo" se usa en sentido literal mientras que "oro" se usa en sentido figurado. Cuando se escucha a alguien decir, "no puedo ir hoy a la fiesta, mi tiempo vale oro," significa que es una persona que valora mucho su tiempo y que por ende, solo lo utiliza en determinadas actividades que le son más importantes que una fiesta. "Oro," un metal precioso muy costoso y valorado es el que califica el sustantivo tiempo y lo hace muy "preciado," para la persona que utiliza la frase. 

03
de 10

Ejemplo 3: "Su amigo del colegio es un bebé grande"

Un bebé grande
JFB/Getty Images

El termino "amigo" se usa en sentido literal y "bebé" en sentido figurado. Esta frase da a entender que alguien, ya mayor, o por lo menos muy lejos de ser un bebé, actúa o se comporta de una manera infantil, similar al comportamiento de un recién nacido. Esta frase puede ser utilizada tanto de manera burlona, como de manera crítica o incluso ofensiva si se la usa en otros contextos. 

04
de 10

Ejemplo 4: "Eres un burro"

Burro
(CC BY-SA 2.0) by aurélien

El sujeto tácito "tú" es la parte gramatical de la frase que se usa en sentido literal, y "burro" en sentido figurado. Es una frase muy utilizada, tanto por niños como por adultos, para dar a entender que alguien no está entendiendo algo, o está actuando desatinadamente, está siendo olvidadizo o cometiendo un error. El término “burro” hace referencia a una persona que ha actuado de una manera algo tonta. Igual que en el ejemplo anterior, dependiendo del contexto, esta puede ser una frase ofensiva o burlona. 

05
de 10

Ejemplo 5: "Tiene el ánimo por el piso"

Niño en pijama en el piso con linterna
Todd Warnock/Getty Images

El sujeto tácito "él/ella" es la parte del la frase que se usa en sentido literal y "por el piso" se usa en sentido figurado. Este enunciado da a entender que una persona tiene su ánimo ta afectado, tan bajo, tan triste, que pareciera tenerlo al nivel del suelo. Es muy común escucharlo cuando alguien está muy triste, o despechado, o pasando por un  mal momento. 

06
de 10

Ejemplo 6: "Mi perro es un excelente detective"

Perro en traje de detective
Paul Mansfield Photography/Getty Images

Obviamente ningún perro puede ser un detective en sentido literal, pero esta metáfora permite resaltar de una forma humana la cualidad que este perro tiene para encontrar cosas perdidas, como un gran investigador. 

07
de 10

Ejemplo 7: "Esa decisión lo colocó entre la espada y la pared"

Entre la espada y la pared
Carlos Ciudad Photography/Getty Images

Este enunciado es un refrán comúnmente usado para dar a entender una situación que para alguien representa un dilema. Es decir una persona se encuentra entre dos extremos, por un lado está la espada, y por otro la pared. De esa manera resulta complicado moverse de allí porque cualquier lado que elija no le da opciones. Significa, en otras palabras, que no hay escapatoria o que la decisión que hay que tomar, no importa la que sea, va a tener consecuencias negativas. 

08
de 10

Ejemplo 8: "Su abuelo es un pozo de sabiduría"

Un pozo
RUJITOP/Getty Images

El término "abuelo" se usa en sentido literal y el término "pozo en sentido figurado; naturalmente nadie puede ser un pozo. La palabra pozo tiene varios significados, el más común es el que hace referencia a un hoyo de cierta profundidad que ha sido perforado en la tierra para acumular agua. En esta oración el término "pozo" ayuda a construir una metáfora porque se refiera a la inteligencia "profunda" y abundante del abuelo. 

09
de 10

Ejemplo 9: "Robar una sonrisa"

Ladrón sonriente
SchulteProductions/Getty Images

Robar significa tomar algo que no nos pertenece, hacernos a un objeto que no es nuestro. Pero ¿cómo se puede robar una sonrisa? Ahí radica la función de esta metáfora. En la oración, "robar" da a entender que cierta persona ha hecho sonreír a otra, de una manera especial, quizás inesperada, por eso la exclamación de que se ha provocado un efecto (sonreír) sin permiso, como un robo. Igualmente la frase "robar un beso" es muy común y tiene el mismo significado, de tomar algo de alguien sin permiso. 

10
de 10

Ejemplo 10: "Perdiste un tornillo"

Tornillos
Image Source/Getty Images

El término "tornillo" se usa en sentido figurado porque la frase compara el cerebro humano con una máquina con varios mecanismos, con varios "tornillos." Cuando alguien "pierde un tornillo" se da a entender que su comportamiento está fuera de lo que habitualmente se considera normal. Es como decir "te estás volviendo loco", o algo como "¿por qué actúas de esa manera?" Otro famoso ejemplo de uso cotidiano con un significado parecido a este ejemplo es "loco como una cabra." 

 

Concluyendo...

Se ha visto que esta figura literaria está presente en el cotidiano y es muy común su uso en refranes. Desde frases para ofrecer cumplidos a una persona, pasando por bromas, incluso insultos, la metáfora enriquece nuestro idioma y nuestra manera de expresarnos.