10 dietas rápidas para perder peso poco saludables

Te ayudan a perder peso pero cuentan con riesgos para la salud.

Las dietas rápidas, o milagro, prometen perder peso rápidamente y eso puede animar a seguir con ellas. Sin embargo, se corre el riesgo de padecer el efecto conocido como rebote  o, lo que es peor, sufrir algunas consecuencias graves para la salud. Por ello, el mejor modo de adelgazar es consultar con un buen nutricionista quien aconsejará una dieta adecuada a las necesidades y expectativas de cada individuo, perder peso poco a poco y conservar la motivación para llegar a nuestro objetivo. 

No obstante, si quieres conocer las dietas rápidas más famosas, a continuación te explicamos 10 de ellas. 

01
de 10

De la Clínica Mayo

Dieta rápida de la Clínica Mayo
No permite comer ningún lácteo ni derivados por lo que puede producirse un déficit de calcio. Huw Jones / Getty Images

Aporta entre 600 y 800 calorías. Se eliminan los lácteos y se consumen huevos, carnes y guarniciones de verdura. Se permite tomar café o té.

Riesgos: Es una dieta hipocalórica en la que se reduce drásticamente la ingesta de calcio. No tiene nada que ver con la prestigiosa Clínica Mayo en los Estados Unidos. Los consejos que da este centro de salud sí son saludables y muy recomendables para adelgazar. 

02
de 10

Toma la mitad

cinta-metrica-para-adelgazar.jpg
La pérdida de peso debería ser gradual. Imagen Nico De Pasquale Photography / Getty Images

Como el nombre indica, la dieta rápida Toma la mitad sugiere reducir al 50% los productos que se consumen. No elimina ningún alimento pero sí disminuye drásticamente las porciones. 

Riesgos: Podría considerarse una dieta sana y variada al no prescindir de ningún alimento. Pero como aconseja comer tan poco se corre el riesgo de no aportar los nutrientes necesarios a la dieta. Ahora bien, si estamos acostumbrados a comer en exceso, reducir las cantidades no es mala idea... 

03
de 10

Dieta Rápida de Hollywood

Dieta rápida de Hollywood
Prohibe consumir hidratos de carbono. Stacey Newman / Getty Images

Solo permite consumir 600 kcalorías. Además, prohíbe el consumo de hidratos de carbono.

Riesgos: Como otras dietas cetógenas, es decir, que eliminan los hidratos, principal fuente de energía del organismo, el cuerpo quema grasas través de otra ruta metabólica, produciendo cuerpos cetónicos, que se utilizarán para obtener la energía que necesita el organismo (puedes ver la explicación en este artículo sobre lasdietas hiperproteicas y el ayuno).  En estos casos, aumenta el nivel en sangre de estos cuerpos junto a sus productos de desecho, como la acetona. Además de graves deficiencias nutricionales, esta dieta puede producir enfermedades renales.

04
de 10

Plan de Montignac

Dieta rápida de Montignac
La dieta de Montignac prohibe consumir azúcar y otros refinados como la harina. Peter Dazeley / Getty Images

El la dieta del famoso francés Montignac, no se pueden consumir hidratos de carbono y grasas al mismo tiempo. Además, se suprimen aquellos alimentos que pueden contener en su composición estos dos nutrientes a la vez, por ejemplo, la leche.

Prohíbe consumir azúcar, pan (sólo integral), patatas, pastas y arroz. Además, sólo permite comer fruta antes de las comidas y sin acompañarla de otro alimento.

Riesgos: Es una dieta hipocalórica y suprime alimentos necesarios con lo que es totalmente desequilibrada. 

05
de 10

Régimen de Antoine

Dieta rápida de Antoine
Sólo se puede comer un tipo de alimentos según el día de la semana. JulNichols / Getty Images

Se comen diferentes grupos de alimentos según el día de la semana. Por ejemplo, los lunes solo se consume carne, los martes solo lácteos, los miércoles solo fruta… y  así sucesivamente.

Se realiza solo una semana una vez al mes y quienes la defienden señalan que se puede perder en torno a 11 libras (5kg).

Riesgos: Se trata de una dieta desequilibrada. El organismo necesita un aporte diario de los diferentes nutrientes.

06
de 10

La Antidieta

Dieta de la Antidieta
Promueve no juntar determinados alimentos. Andrew Unangst / Getty Images

Sostiene que deben separarse los grupos de alimentos y que la hora de ingesta influye a la hora de ganar peso o no.

No pueden mezclarse hidratos de carbono y proteínas y establece un horario de comidas para determinados alimentos.

Prohíbe alimentos como el vinagre, el pan blanco, el azúcar y la leche.

Riesgos: No tiene ninguna base científica.
07
de 10

Consumo de la proteína líquida

Dieta proteína líquida
La dieta de la proteína líquida ha causado muchas muertes. Es una de las más peligrosas. WendellandCarolyn / Getty Images

Se consume una bebida altamente proteica mezclada con agua durante 12 días. Se realiza durante unos tres meses.

Riesgos: Se considera una de las más rápidas de todas las dietas. Y una de las más peligrosas. En Estados Unidos ya ha producido muchas muertes. Además, la digestión de esta proteína destruye aminoácidos esenciales como el triptófano. Entre otros efectos secundarios, puede aumentar el riesgo de depresión y ocasionar problemas de insomnio. 

08
de 10

Dieta disociada de Hay

Cómo no abandonar la dieta
Las dietas milagro aumentan el riesgo de abandono. Paper Boat Creative /Getty Images

Es una de las más conocidas y extendidas. Sostiene que no pueden consumirse hidratos de carbono y proteínas al mismo tiempo debido a que ambos nutrientes se digieren de distinto modo: los carbohidratos en medio ácido y las proteínas en alcalino.

Según la evidencia médica, carece de fundamento ya que en realidad el sistema digestivo digiere todos los nutrientes.

Riesgos: Si no se reduce drásticamente la ingesta de alimentos y se reparten bien los nutrientes sin prescindir de ninguno, no es peligrosa. Pero si se opta por un solo grupo de nutrientes, por ejemplo, proteínas como la dieta Dukan, se pone en riesgo la salud. 

09
de 10

Monodietas

Dieta de la alcachofa
La dieta de la alcachofa es una de las monodietas más conocidas. Veronica Garbutt / Getty Images

Consiste en comer un solo tipo de alimento. 

Existen diferentes tipos: dieta del arroz, de la patata, del pollo, del pepino, del marisco, de la piña, ... todas ellas comparten un denominador común: son monótonas y aburridas.

Riesgos: Causan graves deficiencias nutricionales. Asimismo, la pérdida de peso se produce porque de reducen drásticamente las calorías.

10
de 10

Cura de Waerland

Dieta rápida de Waerland
La dieta Waerland no permite consumir apenas alimentos. Imagen Sunil Menon/Getty Images

No es una dieta para seguir siempre. Más bien, un proceso de eliminación de toxinas (nada recomendable, por cierto). Se basa en no consumir más de 600 calorías. Y, además de reducir tanto la cantidad de alimento que se ingiere, se limita solo a unos pocos alimentos: agua fresca de manantial, patatas, apio, semillas de lino y hortalizas.

Riesgos: Al tratarse de una dieta tan drástica, se pierden nutrientes esenciales y, al volver a comer los alimentos de siempre, se vuelve a recuperar el peso rápidamente. Pero además, puede producir fatiga, pérdida de concentración y de reflejos.