10 claves para ganar puntos con tu jefe

Aprende a salirte del montón para brillar profesionalmente

Si deseas que tu jefe o supervisor te tenga en un alto concepto como profesional, no basta con que cumplas con los requisitos mínimos de tu trabajo. Para salir del montón tienes que demostrar las cualidades que te hacen único y necesario para él o ella. Si aspiras a brillar en el trabajo, sigue estos consejos.

01
de 10

Evita las quejas; comunica tu insatisfacción como un adulto

Mujer comunicandose con supervisor

Drazen_/Getty Images

Si eres de esos empleados que viven quejándose de todo, nunca dudes que esto llega a oídos del jefe. Si realmente tienes motivos de queja válidos, decide cuándo es el momento para tratarlos—de una manera respetuosa y razonable—con la persona indicada.

02
de 10

Sé responsable

Conoce tus funciones y cúmplelas a cabalidad. No hagas que te recuerden tus deberes o que te llamen la atención por no realizarlos a tiempo o de la forma correcta. La idea es que tu jefe confíe en ti y te vea como todo un profesional.
03
de 10

Sé puntual y ordenado

La persona que siempre llega tarde o no cumple con las fechas que le han asignado, tanto como aquella que mantiene su área de trabajo en desorden, no presenta una imagen profesional que inspire respeto y admiración. Y esto es fundamental a la hora de ser tomado en cuenta para un aumento o promoción.
04
de 10

Evita los conflictos

Algunas personas siempre tienen problemas en el trabajo con el supervisor, el cliente o el colega. Por muy eficientes que sean en otros aspectos, la realidad es que a ningún jefe le gusta el drama laboral; este les quita tiempo a todos y crea una atmósfera de trabajo tensa, por no decir tóxica. Siempre pon de tu parte para mantener la paz y evitar los conflictos. Tu jefe te verá como una persona madura y confiable. ¡Material de promoción!

05
de 10

Sé honesto

A nadie le gusta tratar con una persona deshonesta, que no dice lo que realmente piensa por miedo a hacer olas. Esto no tienes que hacerlo de una manera ruda o desagradable. Expresa tu opinión de una manera sensible y educada y todos respetarán tu criterio.
06
de 10

Sé respetuoso

Respeta a todos por igual, no solo al jefe, o serás visto como una persona hipócrita, que nada más es cortés con quien le conviene. Da siempre los buenos días, las gracias, y usa las palabras “por favor” libremente. Mantén un tono de voz amable y jamás grites ni uses vulgaridades.
07
de 10

Coopera con todos

Aunque tu labor específica no requiera que funciones en equipo, asegúrate de siempre trabajar para el bien de todos. Al final, tu jefe quiere resultados, no superestrellas. Esta actitud cooperadora es tan poco común, que te destacarás por único (y te ganarás la buena voluntad de todos).
08
de 10

Sé proactivo

Si sabes que hay algo que es necesario hacer, ¡hazlo! Por supuesto, nunca usurpes la posición ajena. Se trata de anticipar lo que puedes hacer, dentro de tus funciones, para realizar mejor tu trabajo.

09
de 10

Da más de lo que se espera de ti

Si esperas llamar la atención por tu excelente trabajo, o recibir un aumento, dar el mínimo no te convierte en una estrella profesional, precisamente. Si deseas obtener más, tienes que dar más. ¿Dices que esto no lo valoran en tu compañía? No caigas en la mediocridad. En el momento adecuado, otra empresa estará feliz de contar con un profesional tan valioso como tú.
10
de 10

Deja en casa el mal humor y los problemas personales

Algunas personas tienen fama de “montaña rusa emocional”, porque desatan su mal humor y sus altibajos anímicos en el trabajo. Esto solo les gana fama de volátiles o temperamentales, algo que disminuye sus probabilidades de ser tomados en cuenta para una promoción.