10 árboles que dan bellas flores o sabrosos frutos

A la hora de plantar un árbol, asegúrate de escoger uno lleno de bendiciones

Árboles gigantes. Andrés Fortuño

Plantar un árbol no es una decisión que se debe tomar a la ligera. Muchos árboles crecen bastante rápido y se pueden apoderar de cualquier espacio. Entonces, si no se tienen en cuenta ciertos criterios, podemos terminar plantando más que un árbol, un enorme problema.

Por otro lado, un árbol bien pensado y planificado puede ser una de las satisfacciones más grandes que existe sobre el planeta. También puede convertirse en un acompañante de vida y colmarte de bendiciones durante toda tu existencia.

Así que a la hora de escoger un árbol para tu nuevo proyecto, escoge árboles que año tras año te recuerden el por qué los sembraste. Unos son mejores dando frutos, otros hermosas flores. A continuación les presento algunos de mis favoritos como punto de partida.

El flamboyán

El Delonix regia, mejor conocido como flamboyán o en inglés Royal poinciana, es un árbol oriundo del África. Este es un árbol sumamente ornamental. Sus flores pueden aparecer de color naranja intenso, rojo o amarillo. Y cuando se forra de flores es todo un espectáculo.

La copa de este árbol crece tipo sombrilla. Pero debido a la forma de sus hojas y ramas se filtra buena luz a través de ellas. Así que es fantástico para crear áreas de descanso, crear jardines de sol parcial o colocar un banquito bajo su copa.

Cerezo

El cerezo o Sakura, como le llaman en Japón, es un hermoso árbol ornamental. Usualmente florece en primavera, forrándose de hermosas flores de color rosado o blanco.

Aunque existen variedades que producen flores amarillas o verdes.

Antes de que se forre de flores, el cerezo tiende a soltar todas sus hojas. Por lo que el espectáculo es mayor. Ya que se llena de punta a punta solo con exquisitas flores. Este tiende a florecer una vez al año.

Roble amarillo

Este es un clásico americano.

El Tabebuia chrysantha es un robusto árbol tropical que sabe destacarse entre los árboles selváticos. Ya que se cubre de flores amarilla, las cuales hacen un fantástico contraste con el marrón oscuro de sus ramas y tronco.

Este árbol no es muy exigente cuando de terrenos se trata y es muy fácil de propagar a través de sus semillas. Estas se pueden extraer de los frutos que usualmente le nacen entre los meses de mayo y junio.

Árbol de orquídeas

En realidad este árbol nada tiene que ver con las orquídeas. Se le llama así por el parecido que tienen sus flores a las verdaderas orquídeas. A este árbol también se le conoce como orquídea de pobre, árbol de mariposas o pata de vaca.

Las flores tienden a ser fragantes y pueden ser de color rojo, lila, púrpura, rosado, naranja o blanco. Todo va a depender de la variedad que consigas. Este es un árbol de origen tropical y se da bien bajo el pleno sol y los climas cálidos.

Árbol de las salchichas

El árbol de las salchichas en realidad no produce salchichas. Lo que produce son unos frutos largos y gruesos que a distancia pueden parecer salchichas. Estos frutos cuelgan de largas lianas, de la misma forma que cuelgan sus hermosas e impresionantes flores.

El árbol de las salchichas puede lograr los 25 metros de altura, creando un área de sombra bastante extensa. Se puede cultivar lo mismo por esqueje que por semilla.

Pana o panapén

Al fruto que produce este árbol se le pudiera llamar maná del cielo. No solo es delicioso pero se produce en abundancia y es muy fácil de cultivar. En inglés se le conoce como “breadfruit” o fruta del pan. También se le llama pan de pobre o panapén.

Este es un árbol de origen tropical, por lo que la humedad en el terreno es de suma importancia. Sobre todo cuando anda en flor. Su copa es bastante frondosa y muy atractiva.

El mango

Su nombre botánico es Mangifera índica. Este árbol proviene del Asia y no como muchos piensan, de zonas tropicales americanas. Es muy común que las personas confundan su origen ya que hoy en día el mayor exportador de esta fruta es México y no algún país asiático, como por ejemplo la India, donde aún sigue siendo la fruta nacional.

Limón

Nada más refrescante que una rica limonada. Este árbol es de muy fácil cultivo en zonas tropicales. Pero es muy susceptible a temperaturas que bajen los 50 grados Fahrenheit. Así que para cultivar limones en lugares donde baje mucho la temperatura, lo ideal es cultivarlos en tiestos o macetas. El propósito principal es poder transportarlo a un lugar mucho más cálido cuando bajen las temperaturas, ya sea al garaje u otro lugar dentro de la casa.

Guanábana

A la fruta del guanábano también le llaman la farmacia viviente. Ya que se dice que este árbol cuenta con propiedades antibacterianas, antivirales y antiparasitarias. Todas las partes del mismo tienen algún uso medicinal. Ya sea para calmar los nervios, depresiones, tratar ciertos tipos de cáncer, tumores, etc. Pero como con todo remedio natural, es bueno consultar un experto antes de someterse a cualquier tipo de tratamiento.

El manzano

El fruto del manzano (la manzana) es delicioso y se utiliza para crear muchísimos tipos de golosinas. Este árbol se da mejor en lugares donde los inviernos son más fríos, ya que necesita un periodo de descanso y pasar por su acostumbrada época durmiente (este periodo se lo provee el invierno).

El árbol de manzana se puede cultivar desde la semilla. Inclusive no es tan complicado lograr que estas germinen. La parte más complicada viene luego de que el árbol está en pleno desarrollo.

Yo considero que todos los árboles son útiles y hermosos. Pero si quieres uno que de la milla extra, considera los árboles frutales o de flores. Así obtendrás todos los beneficios que ofrecen la mayoría de los árboles, y de vez en cuando recibirás un regalito extra. ¡Feliz Siembra!